Lun09232019

Last update09:51:47 AM

Gracias a Díaz Olivo, el juicio contra Walker y Severino se tambaleó

  • PDF

alt(San Juan, 10:00 a.m.) Los dos testigos estrellas de la Oficina del Fiscal Independiente (FEI) para ser utilizados en la acusación contra el Dr. Urayoan Walker, pasado presidente de la Universidad de Puerto Rico (UPR) y el Dr. Carlos Severino Valdés, pasado rector del Recinto de Rio Piedras, dieron testimonios que hacen tambalear la acusación contra estos por actos ilícitos contrarios a la Ley de Ética Gubernamental. Ayer en el inicio de la Vista Preliminar los testigos estrellas fueron la decana de la Escuela de Derecho, Profesora Vivian Neptune, y el también profesor de la escuela y analista político, Lcdo. Carlos Díaz Olivo.

La profesora Vivian Neptune fue utilizada para implicar algún tipo de mal comportamiento en la figura del Dr. Severino Valdés. Si bien es cierto que su testimonio inicial iba dirigido a que el Dr. Severino Valdés tuvo algún comportamiento indebido cuando éste insistió en que se le otorgara una beca presidencial a una persona que no había sido recomendado por la facultad de la Escuela de Derecho. Lo interesante fue que la propia Profesora Neptune en la primera parte de su interrogatorio, y bajo las preguntas del FEI, aceptó que el profesor Severino Valdés ante sus objeción, desistió, rectificó y aceptó la sugerencia de la propia escuela.

De otra parte el otro testigo estrella, el Lcdo. Carlos Díaz Olivo, quien ha sido la parte más influyente para que se dieran estas acusaciones, simplemente expuso que él lo hizo porque “le incomodaba que se le dieran las becas a unas personas y no a los estudiantes y profesores necesitados”. Más allá de ser un mero capricho, el profesor Díaz Olivo no pudo dar una sola explicación jurídica de si había una violación de ley por parte del pasado rector Severino Valdés o el pasado presidente Walker. Más aún, tampoco pudo dar el nombre de una sola persona, estudiante o profesor, que hubiera solicitado fondos de las becas presidenciales, y las mismas no hubieran sido otorgadas.

Ambos testimonios carecen de peso jurídico ya que en el primero, la profesora Neptune ofreció un testimonio exculpatorio para el profesor Severino Valdés, y no ofreció prueba alguna contra el profesor Walker. De otro lado, el testimonio de Díaz Olivo, no solo a insistencia del abogado de defensa Harry Anduze, sino en reconocimiento de la propia juez que presidía el caso, que el mismo carecía de fundamento y razonamiento jurídico. Díaz Olivo simplemente acusó a dos personas por mero capricho personal.

La Vista Preliminar continúa hoy martes a partir de las 10am en el Centro Judicial de San Juan.