Mar10222019

Last update10:16:48 AM

Juicio de represión política: Walker y Severino exigen justicia en 2do día de VP

  • PDF

alt(San Juan, 10:00 a.m.) En el día de ayer se llevó a cabo la segunda sesión de la Vista Preliminar (VP) que la Oficina del del Fiscal Especial Independiente lleva contra los profesores de la Universidad de Puerto Rico (UPR), Urayoan Walker y Carlos Severino. El primero fue presidente de la institución, y el segundo, rector del recinto de Rio Piedras. A ambos se les acusa de violar la Ley de Ética Gubernamental, y otras disposiciones del Código Penal, en la aprobación de las llamadas becas presidenciales, a estudiantes de la UPR.

Dicho lo anterior, desde que inició el proceso en el 2016, cuando el comentarista de una estación de radio comercial corporativa, Carlos Díaz Olivo se ensimismo en acusar a ambos profesores, el proceso en la UPR tomó la dirección de acusar, sin fundamentos claros ni pruebas contundentes, a los mismos. Ahora bien, a la llegada del del Partido Nuevo Progresista (PNP) a la gobernación en el 2017, se hizo claro que Díaz Olivo respondía a intereses de partido y una estrategia política para invisibilizar a personas que contribuyen al bienestar del país desde una mirada, por decir lo mínimo, progresista.

En este sentido, en el segundo día de la VP, la profesora Palmira Ríos, exdecana de asuntos académicos bajo la administración de Carlos Severino, testificó que en ningún momento éste fuera responsable de otorgar las becas. Más aún, que de presidencia nadie le exigió conferir las becas presidenciales; y que las becas que se otorgaron, incluyendo las tres en disputa, respondieron a los procesos internos de la universidad.

Dicho lo anterior, la única beca presidencial que sí fue recibida y ejercida, fue la del estudiante de derecho y empleado de la universidad, Carlos Pagán. Esta beca es el eje de controversia, pues alegan que Severino insistió en conferirla, pese al repudio de la Escuela de Derecho. La beca fue otorgada por la presidencia, sin mediar el rector del recinto de Rio Piedras. Es importante destacar, que ya desde el lunes, la profesora Vivian Neptune, decana de la Escuela de Derecho, había exculpado al profesor Severino, pues ésta en su testimonio alegó que Severino no forzó el nombramiento y a pedidos de ella, desistió de sugerir el nombre de Pagán. Sólo Díaz Olivo, quien no ocupaba puesto alguno en la gerencia administrativa de la Escuela de Derecho, alega lo contrario, sin fundamento alguno.

Tomando en cuenta lo antes dicho, el abogado de defensa Harry Anduze Montalvo, ha iniciado en el segundo día de la VP el desarrollo de un argumento interesante: la razón de acusar a Carlos Severino y Urayoan Walker, responde a un acto de persecución política. Aunque parezca traído por los pelos, el letrado Anduze Montalvo le preguntó ayer en el contrainterrogatorio a la profesora Palmira Ríos, si ella sabía por que al entonces presidente de la Junta de Gobierno, profesor Jorge Sánchez, cuya sobrina fue una de las recipientes de la beca presidencial, no se le acusó de corrupción, en claro conflicto de interés, aunque la estudiante luego declinó la beca. La profesora Ríos no tuvo una contestación para esto, salvo coincidir con el comentario de letrado, que se persigue a los acusados.

Es importante explicar que Urayoan Walker es el nieto del abogado, afrodescendiente de Canovanas y dirigente del Partido Nacionalista Puertorriqueño, el fenecido Gerardo Walker. De igual forma, Carlos Severino es hijo de inmigrantes dominicanos, de Barrio Obrero, Afrodescendiente, y pasado miembro de la Federación de Estudiantes Pro Independencia (FUPI). Se trata de dos personas de perfiles sociales atípicos, sin abolengo alguno, que llegaron a la gerencia más alta del sistema de la UPR, y el clasismo, racismo, y discrimen político de personas como Carlos Díaz Olivo, Ramón Rosario o el PNP, los desean marginar y excluir.

La vista de la VP continua hoy miércoles a las 2pm en la Sala 607 del Centro Judicial de San Juan. La vista es pública. Es importante repudiar la represión corrupta que personas dentro del PNP han ejercido contra personas dignas y respetables de Puerto Rico. Pensemos.