Dom11172019

Last update11:00:59 AM

La mentira: desde Trump, por vía de Rosselló y la prensa comercial

  • PDF

alt(San Juan, 10:00 a.m.) Lo más fácil es culpar a Donald Trump, actual presidente de los EE.UU., de todo. Es decir, ha dicho al día de ayer 12 mil 19 mentiras, según la prensa comercial de los EE.UU, razón por la cual debe de ser destituido. En Puerto Rico mientras, el incumbente Ricardo Rosselló de la Fortaleza, luego de haber mentido, y explicado su mentira, fue forzado a renunciar por la masa crítica del pueblo de Puerto Rico. Mientras, una estación de prestigio nacional, como Notiuno, publicó una de las noches de tensión contra Rosselló, que éste había abordado un vuelo a las 2:00 am para irse del país. Utilizó fotos y testimonios de empleados del aeropuerto.

Vivimos en un mundo americano, ese que se genera a partir de Washington, en el cual la mentira del dato de la información según paso, se utiliza a favor o en contra de quien le convenga. Lo cierto es que vivimos a partir de la distorsión de un hecho, fáctico, el cual utilizamos a nuestra conveniencia. En este sentido, luego de la crisis política que vivió el país entre el 10 de julio y el 2 de agosto del 2019, es válido argumentar que solo lo que se vivió en las marchas y/o en el piquete frente a la Fortaleza fue real. Como la prensa lo interpretó, o los partidos políticos o los gobernantes, fue siempre una distorsión.

En este sentido, no nos queda de más. Hay que cuestionar todo lo que nos dice Donald Trump diariamente, pues ha llegado al punto, que uno no sabe si se lo inventó o si pasó. Por lo pronto, las agencias de inteligencia militar de dicho país, lo desmienten o lo cualifican continuamente, esto como un balance interno entre lo real y lo ficticio.

De igual forma en Puerto Rico deberíamos iniciar una discusión crítica contra la prensa y sistemas mediáticos comerciales. Sería mejor no creerles mucho. Simplemente, no creerles. ¿Por qué? Porque la noticia que construyen en todo momento, es a partir de la distorsión del hecho. No nos hablan del hecho, lo distorsionan. Pensemos.