Vie02282020

Last update09:54:10 AM

¿Deben participar Ricky Martin, Ozuna y Pedro Capó en Viña de Mar?

  • PDF

alt(San Juan, 10:00 a.m.) ¿Deben Ricky Martín, Ozuna y Pedro Capó participar en Viña del Mar 2020, Chile? Esto ante un país en crisis, con miles de personas reprimidas por el gobierno y las fuerzas de seguridad. Nos parecería que lo prudente hoy, para forzar una resolución pacífica el conflicto chileno, es un boicot de todos los artistas internacionales que han confirmado su participación en el evento, incluyendo los nuestros.

Desde el 1960, el festival de música más longevo y aguerrido de América del Sur se llama Villa del Mar, y el mismo se celebra en Chile. Año tras año la gente va para que el público, decida a favor de prolongar la actuación de un artista o no. El monstruo, como se le llama al público que aplaude o no a un artista, es parte a su vez de el espectáculo.

Pero Villas del Mar pasa, los artistas siguen siendo personas con un caudal económico, así como los organizadores, pero el pueblo de Chile se empobrece. Esto ha salido a la luz pública en las pasadas cinco semanas de protesta, lo cual ha dejado un saldo de 23 personas muertas, 6300 personas arrestadas, 2391 personas heridas, de las cuales 222 son heridos de afecciones a los ojos, producto de las balas de goma utilizadas por las fuerzas de seguridad.


La protesta social no se detiene debido a lo profundamente desigual que es la sociedad chilena, siendo la razón inicial de esta confrontación y revuelta popular el descontento causado por el aumento de $.50 centavos al transporte público. Para ese país, esa cantidad es millonaria, razón por la cual, precisamente hoy y mañana hay una huelga general, la segunda que ocurre en dicho país en las pasadas semanas.

Lo interesante es que el presidente Sebastián Piñera llamó al ejercito a las calles, proclamó un estado de emergencia, insultó al pueblo y los llamó delincuentes y terroristas, pero hoy se ha tenido que retractar de todo, y ha convocado a redactar una nueva constitución mediante un proceso de referéndums a partir de abril 2020.

Y dentro de todo esto, Villa del Mar 2020 desea ocurrir como siempre ha pasado, tanto en los mejores momentos de la vida democrática en dicho país como en los de la dictadura. ¿Debemos de participar los boricuas? Delicada la pregunta, delicada la contestación. Lo sabio sería posponer el evento para una fecha posterior una vez se calmen los procesos sociales contra el gobierno debido a las injusticias que ha cometido el modelo económico. Febrero 2020 no es el momento de cantar. Pensemos.