Jue02202020

Last update08:58:24 AM

Ley y orden en su forma más ridícula: Janer/Romero

  • PDF

alt(San Juan, 9:00 a.m.) Con bombos y platillos la gobernadora anunció hace unos días que el consultor en asuntos de criminalidad y seguridad, Pedro Janer, como secretario de seguridad. Una vez anunciado, éste nos ha advertido que Puerto Rico vive bajo un régimen de narco-cultura. En realidad dijo, inicialmente, que éramos un narco-estado. Luego corrigió y dijo que vivíamos episodios de narco-terrorismo. Bueno, que somos narcos y que hay que controlar la situación, eso también lo dijo. Como la gobernadora Vázquez Garced, cada día que pasa, Janer da una versión distinta.

Pero ahí no acaba todo. Para dirigir la sombrilla de seguridad, la secretaria que Janer ha de dirigir, ha traído a una especialista en temas de seguridad, administradora consagrada y más que nada una persona con una larga carrera en el servicio público. Ha traído a Melinda Romero, pasada legisladora del Partido Nuevo Progresista (PNP), quien durante las administraciones de su partido aparece y reaparece, y la ponen a dirigir lo que haya. Ahora es la directora ejecutiva de la secretaría de seguridad. En fin, ¿qué sabe Romero de seguridad? Nada.

En fin, que en una semana donde el único tema a discutirse e la criminalidad, la última del año es la del crimen, la gobernadora hace una designación que por naturaleza es controversial, la de Janer, y este de paso hace otra más controversial en el nombramiento de Romero.

Realmente hablando, en un país en desmantelación no hay mucho que decir. Es una pena que la gobernadora de turno, en lo que le queda de mandato, no tiene ni funcionarios que nombrar para dirigir el país, y los que ha traído o nos dirigen por lógicas excéntricas neofascistas (a un narco estado, la única respuesta es la militarización, por ejemplo México), o personas sin ningún historial en seguridad como Romero. Terrible. Pensemos.