Lun07132020

Last update10:27:33 AM

Dávila Colón es reflejo de la cultura macharana que promueve WKAQ

  • PDF

alt(San Juan, 9:00 a.m.) No es posible, en pleno Siglo XXI, contar la historia de Puerto Rico, de forma exclusiva y dominante a través de los comentarios sexistas de personas como Luis Dávila Colón. Pero nos reiteramos, él no es únicamente el problema. El problema es la gerencia de WKAQ, filial de UNIVISIÓN, que ha permitido que la cultura macharana, pobre en la diversidad y la promoción de una línea editorial tolerante a todas las personas que se definan como el contrario, exista en dicha estación. La principal estación de radiodifusión de Puerto Rico, con las estadísticas a su favor más fuertes, promueve una cultura machista, patriarcal y del hombre blanco, que es imposible de aceptar y tolerar en nuestro país.

En este sentido, el lenguaje sexista, la agresividad machista, y más que nada la forma despreciante al referirse al contrario, son parte de la personalidad de Luis Dávila Colón, como lo son de muchos de los otros comentaristas de dicha estación. Pero más que nadas, ellos, solo ellos, han sido invitados a ser los "talentos" de WKAQ porque la estación promueve una cultura machista e intolerante a la diversidad cultural. Los talentos son empleados asalariados de la estación. Los colaboradores, y en particular las colaboradoras, son voluntarios.

Cuando Luis Dávila Colón se asumió como periodista publicó el libro la Dictadura de la prensa. Este es parte de una serie de libros, donde en la lógica que hoy promueve Donald Trump, para ser escuchado uno se convierte en víctima y destruye al contrario, en particular la prensa. En el caso de Dávila Colón, lleva años acusando a la prensa que él llama colonial, de impedir que voces como él puedan ser escuchadas. Esto, en su lógica de analista político y noticioso, es lo normal. Pero también, es la línea editorial adoptada por la estación radial y su gerencia.

WKAQ /UNIVISION tiene programación diaria de lunes a viernes, donde de 5am hasta 7pm (horario estelar donde los talentos están pagados), solo hombres, todos blancos, todos sobre 55 a 60 años (salvo Jay Fonseca), y donde la mayoría de ellos, adoptan la línea de despotricar contra el contrario. Pero todos, desde Dávila Colón, hasta Luis Francisco Ojeda, asumen que el epíteto contra la mujer, o cualquier ser humano, es lo normal. Esto es una cultura patriarcal en ejercicio. Esta es la línea editorial de WKAQ/UNIVISION.

Los analistas políticos y talentos pagados son: Rubén Sánchez, Luis Pabón Roca, Carlos Díaz Olivo, Jay Fonseca, Ángel Rosa, Luis Francisco Ojeda, y Luis Dávila Colon. Esto es 14 horas de programación diaria, de lunes a viernes, donde no hay diversidad cultural, donde hay intolerancia al contrario, y más que nada, donde los comentaristas de la mañana y la tarde noche, promueven la destrucción del contrario. Si usted es mujer, "sálvese si puede" .

Investigando el perfil de la mujeres analistas políticas en WKAQ, vemos que su rol ha ido de "algo" a la "nada" . En el 2013, por ejemplo un grupo de mujeres todas de talento y preparación profesional, bajo el liderado de Sandra Rodríguez Cotto, promovió la idea de un programa llamado "Las hijas de Borinquén" . Según vemos en la discusión de las redes sociales, el director de noticias de la estación, Javier Cosme, aludió que "las mujeres analistas políticas, nadie las escucha" . En otras palabras y de forma irónica, nos dice de forma implícita la gerencia de WKAQ/UNIVISION, si la dictadura es buena, entonces se afirma la represión.

En este sentido, la cultura macharana que promueve Luis Dávila Colón en su programa El Azote diariamente, es endosada por la gerencia de la estación, la cual ha excluido de forma directa o consentida la presencia y participación en el horario prioritario de la programación semanal a las mujeres analistas políticas. No es un dato desconocido, que Luis Dávila Colón, tuvo a Sandra Rodríguez Cotto como a Katherine Angüeira en su programa, y las fue eliminado, " porque las mujeres analistas políticas, nadie las escucha" .

En fin, que Luis Dávila Colón no puede volver el próximo lunes al programa El Azote. Si lo hace, la sociedad civil de a pie, las mujeres que representan el 53 por ciento de la población hoy, y las organizaciones activistas, deberíamos promover un boicot y reestructuración a dicha estación de forma urgente. Que el departamento de noticias lo dirija una mujer, y que talentos femeninos de la talla de Sandra Rodríguez Cotto, Marcia Rivera, Yolanda Vélez Arcelay, entre otras, sean promovidas en el horario diario de la estación.

Es curioso, muy curioso, que en el portal de UNIVISION, cuando explican su razón de ser, indican que es "para apoderar a la comunidad hispana en los EE.UU, incluyendo a Puerto Rico" . Es una pena que esta empresa promueva en Puerto Rico el apoderamiento y consolidación de una cultura machista y patriarcal al estilo de Luis Dávila Colón. Pensemos.