Mar04072020

Last update09:26:56 AM

En el séptimo día de la pandemia: ¡aún estamos vivos!

  • PDF

altContrario a la línea editorial de los sistemas mediáticos de Puerto Rico, que andan persiguiendo el primer caso de un fallecido de Covid-19 en la isla, luego de siete días de distanciamiento social podemos celebrar que nadie ha muerto en Puerto Rico. Eso es un acierto para nuestra Nación, para nuestra Patria, pues hemos logrado protegernos en lo que se denomina la primera fase de la pandemia. Más aún, lo hemos hecho por nuestros propios fueros y voluntad, sin ayuda de nadie.

A nivel internacional se han definido las fases 1 (control de la intervención externa al medio ambiente), fase 2 (control de la transmisión autóctona o comunitaria) y la fase 3 (transmisión del virus por razones desconocidas o por mutación de éste). Puerto Rico se encuentra aun en la fase 1, la cual de forma preventiva se ha manejado de forma estricta eliminando o controlando los contactos externos, los cuales siguen siendo la razón principal de la generación de personas infectadas en la isla. Controlados los puertos náuticos, así como la puesta de controles en los aeropuertos, la vida misma se va garantizando en la isla.

En este sentido, es importante poder destacar que Puerto Rico es una jurisdicción caribeña en la cual se ha conseguido al día de hoy tener cero muertes relacionadas a la pandemia del coronavirus. No es el único país en la región con cero muertes, pero si puede dar gracia al éxito de las medidas de contención establecidas por el gobierno, así como a la disciplina de la población.

En este sentido, Puerto Rico, de forma colectiva, ha creado un modelo que combina a la población, a los sectores productivos, a la academia, a los municipios, y al gobierno central. Mientras no haya muertos, y los contagiados se sigan recuperando y saliendo de la etapa activa de la infección, Puerto Rico está ofreciendo una lección a nivel regional y global. Pensemos.