Sáb06062020

Last update09:13:08 AM

Patriarcado, maldito patriarcado

  • PDF

alt(San Juan, 9:00 a.m.) Resuena en mis oídos la voz de Freddy Mercury cantando con Queen aquello de “If you can’t beat them, join them”, que traducido equivale a “si no puedes vencerlos, únete a ellos. Quizás la alternativa para combatir los grupos de odio de las Iglesias Pentecostales hacia nuestra Comunidad LGBTQIA+ es unirnos a las Iglesias de Puertas Abiertas y luchar contra ellos de religión a religión. Una religión que solo promueva el amor al prójimo sobre todas las cosas. Quizás la alternativa a los Partidos Políticos de Ultra Derecha es crear nuestro Partido, que nos agrupe y represente, uno que promueva no una alternativa de status, más bien un foro para discutir los problema de Puerto Rico en libertad contra prejuicios y persecuciones.

Pero soy realista. Reconozco que desde el Papa hasta las Iglesias Históricas Protestantes han predicado a favor de nuestra Comunidad, Igualmente reconozco que todos los partidos han tratado de incluir a nuestra comunidad en su plataforma. Desde los "macharranes de pipi cogío" de la izquierda hasta el más reaccionario del Partido Nuevo Progresista (PNP), quienes crearon hasta una Comisión Especial para representarnos, aunque en la realidad se ha vuelto nula e inexistente.

No me llevo al engaño: el Patriarcado rige nuestras vidas por más que yo sueñe lo contrario. El susodicho término procede del griego. Y es que el mismo está conformado por dos partes de esa lengua: “patria”, que puede traducirse como “familia o descendencia”, y “arco”, que ejerce como sinónimo de “mandar”.

La noción de patriarcado para la sociología, se trata de una organización social primitiva donde la autoridad es ejercida por un varón jefe. Dicho poder se extiende a parientes de un mismo linaje.

En otras palabras, un patriarcado es un sistema en el que los varones dominan a las mujeres. Los hombres ejercen una opresión sobre las integrantes del género femenino, apropiándose por medios pacíficos o violentos de su fuerza productiva y reproductiva.

Dado que no existe, en teoría, este tipo de organización en la sociedad occidental moderna, la noción de patriarcado se utiliza para criticar y condenar aquellas conductas o políticas de tinte machista.

La división sexual del trabajo (con las mujeres a cargo del trabajo no remunerado, como los quehaceres domésticos, o de los empleos de bajo sueldo), la falta de independencia económica (los hombres administran el dinero), la violencia doméstica y el acoso sexual son cuestiones vinculadas a un cierto tipo de patriarcado que aún se mantiene.

Pero patriarcado o no, partidos políticos o no, religiones o no, al final del camino, a la comunidad LGBTBIA+ no nos vencerán.