Vie06052020

Last update01:27:37 PM

La cultura neoliberal nos detiene mientras el gobierno Boricua sí va resolviendo

  • PDF

alt(San Juan, 1:00 p.m.) Defender lo indecible, es también posible. El gobierno de Puerto Rico está siendo exitoso en contener la pandemia del coronavirus. Sin bombos y platillos, un gobierno colonial de la A , a la Z, ha dado cátedra a gobiernos soberanos, libres e independientes del Caribe, el continente americano y a nivel global. Aqui no ha habido fondos federales. Aquí no ha habido un ejército protector. Aquí no hay ni médicos, pues todos se quedaron en los EE.UU. viviendo en el primer mundo. Aquí lo que hay es un gobierno dirigido por mujeres, Wanda Vázquez Garced, como gobernadora, y Carmen Yulin Cruz, como alcaldesa, que de forma curiosa, han desarrollado un modelo de detención, control y prevención, que está funcionando. Nos guste o no, las dos mujeres que nos gobiernan han dado cara y están resolviendo el problema.

Primer premisa: es falso que el gobierno de Puerto Rico ha sido incompetente. Puerto Rico ha establecido un modelo de intervención hibrido entre estado benefactor y neoliberal. El modelo de Puerto Rico se basa en seis niveles: Primer Nivel, la estructura familiar/casa. Este es el primer centro de control y prevención. Segundo Nivel, el servi-carro medico de los municipios. El Municipio de San Juan estableció una pauta que hoy ha sido copiada en todos los EE.UU. Ha sido un éxito, y le ha dado razón de ser a 12 municipios que hoy tienen el mismo programa. Tercer Nivel, la Comisión Medica de la Gobernadora, la cual le ha dado una razón de ser al primer centro docente, la Universidad de Puerto Rico. No hay forma de cuestionar al Dr. Rodríguez Quilinchini o Dr. Salgado, pues son los expertos nacionales en el tema, y han demostrado total control de la situación. Cuarto Nivel, el cual se introduce en la primera modificación al toque de queda, que es la activación de las organizaciones sin fines de lucro. Estas dan comida, apoyo y logística a mucha gente en Puerto Rico hoy. Su participación puede hacer una diferencia. Quinto Nivel, el rol del Hospital Regional de Bayamón y los hospitales privados, como centro de identificación y contención de personas afectadas. Sexto y último nivel, el Centro Médico de Puerto Rico como unidad terciaria de uso final para pacientes que requieran ventiladores y ayuda más intensa.

Segunda Premisa: El toque de queda es una medida cuasi militar. Pero es la única que ha probado que las estadísticas hoy sean positivas. Mas del 53 por ciento de los 2289 personas evaluadas, han dado negativo al virus. Solo 239 han dado positivo. Puerto Rico tiene 1195 dadas de alta. Solo tiene 8 personas fallecidas. En estadísticas Puerto Rico ha controlado la situación, pues la tendencia es a controlar los infectados y mantenerse en 10 por ciento o menos del total de las personas evaluadas. Eso es 50 por ciento por debajo de la estadística global. La única respuesta, de país colonial, pobre y sin recursos, ha sido el toque de queda. El cual ha sido modificado hoy a favor del capital y lo servicios, pero donde la población y su movimiento aun se controla. No obstante esto, los números empiezan a reflejar un horizonte menos trágico para Puerto Rico.

Tercera premisa: lo grandes perdedores de esta crisis son los sistemas mediáticos y de prensa de Puerto Rico. Lo único que saben hablar es de la crítica continua al estado, y más que nada carecen de preparación profunda para analizar números y tendencias. Por lo tanto, lo fácil es hablar de las 500 pruebas perdidas. Ese es el chisme, pero es mas difícil analizar metodológicamente si para de aquí a dos semanas Puerto Rico alcanzó el pico y va en descenso el contagio del virus. En realidad, y a manera de ilustración, de que habla Jay Fonseca de madrugada cuando nos twitea, de nada. Habla puras tonterías para pensar que es un influenciador serio.

Finalmente, lo único que nos debe interesar es vivir y sobrevivir. Si el modelo adoptado en Puerto Rico, por dos mujeres ideológicamente distintas, sin abolengo de clases ni de vidas privilegiadas, pero ambas madres y cuidadoras por socialización, entonces debemos de prestarle atención e interés. A lo mejor estamos más cerca de la soberanía e independencia nacional, promovido por dos mujeres practicas y de la cultura "vamos a resolver esto bien y ya" . Pensemos.