A la calle mañana jueves: ¡no a la venta de WIPR!

alt(San Juan, 1:00 p.m.) No a la venta de las emisoras del pueblo de Puerto Rico No al ahorro falso en medio de la pandemia y la “productividad” de los desalmados amigos del alma. No a seguir empobreciéndonos con sus privatizaciones mañana jueves hay que decir presente por amor a nuestra cultura y nuestros artistas y nuestra historia.

Solo desde la mediocridad, fanatismo, corrupción y anti-puertorriqueñismo se puede gobernar vendiendo activos masacrando las instituciones educativas, y culturales y empeorando la calidad de sus programas. La WIPR fue la primera televisora educativa en Latinoamérica y la tercera en E.U. Son las emisoras del pueblo de P.R. y apenas le cuesta dinero al país. Lo que cuesta es venderla. Y la legislatura puede evitar esa venta.

Ahora aprovechando la pandemia en medio de otra ronda de saqueo de” la productividad,” quieren vender las emisoras del pueblo de Puerto Rico. . Exigimos a la legislatura que no venda lo que es del pueblo de P.R. La venta de la WIPR ni acaba la deuda, ni mejora la economía , nos empobrecería aún más.

Esa venta es solo necesaria para los que nos quieren quebrar espiritualmente, y es parte del proyecto de demolición de este gobierno PNP en contubernio con la Junta de Supervisión Fiscal. Sí quieren fondos quítenles los 500 millones a una empresa billonaria como Monsanto. Y los 15 millones en publicidad que gasta en propaganda el gobierno.

Aquí no habido, ni diálogo, ni justicia ni equidad, el Gobierno aumentan sus gastos y sus presupuestos mientras recortan beneficios, cierran servicios, y privatizan a diestra y siniestra. La medicina amarga y venenosa es para los puertorriqueños. Primero se lanzaron contra la Universidad, luego las escuelas públicas el Conservatorio y ahora es WIPR. Esto no es un plan aislado.

Si queremos ver lo que nos depara el futuro con la destrucción de nuestras instituciones educativas, recordemos cuando vendieron los CDTs --dinero que se hizo sal y agua—y desarticulamos un sistema de salud que servía. Y hoy estamos sin la soga y a punto de perder la cabra. Y todo con la falsa excusa del ahorro.

La venta de la WIPR es otra afrenta al país, y es inaceptable que la vendan , y que vendan con ella la historia fílmica que está en sus archivos y que es parte fundamental de nuestro patrimonio histórico.

Usan la pandemia para ser productivos entregar las estaciones del Pueblo de P.R. .para saquear. Nadie se llame a engaño el anuncio de la JCF de cerrar la WIPR, las estaciones del pueblo de P.R., es un proyecto ideológico , que nada tiene que ver con la economía.