Lun07062020

Last update10:09:12 AM

Venezuela dicta la pauta para la izquierda y neutraliza la derecha

  • PDF

alt(San Juan, 12:00 p.m.) No es posible, que de la noche a la mañana, el GFR Media, el País de España, la organización Human Right Watch, y la Universidad John Hopkins, han abierto una campaña de descrédito contra el gobierno de democrático de Venezuela, dirigido por Nicolás Maduro. Es patético que la campana se dé luego de la aparatosa derrota internacional de haber quebrado el embargo de petróleo y productos afines, que el gobierno de Washington le había impuesto al de Venezuela, deteniendo el comercio internacional con este país. Se quebró por vía del intercambio comercial que hicieron los gobiernos de Irán y Venezuela, donde cinco buques repletos de gasolina llegaron al país latinoamericano.

Ahora bien, la campaña surge luego de dos derrotas, una militar el pasado 3 y 4 de mayo, y ahora otra económica desde el pasado 23 de mayo cuando llegaron los buques. El descrédito debe ir dirigido al GFR Media, en Puerto Rico, como para el resto de los portavoces internacionales, quienes a pedidos y subvencionados por fundaciones de derecha, iniciaron al unísono una campaña de descrédito. Ni eso saben hacer bien: disimular una campaña de descrédito.

Lo que sí ha sabido hacer bien el gobierno de Venezuela, es educar a la izquierda global que la mejor muestra de respeto, parte de la premisa de hablar a partir de los hechos fácticos como objeto cierto. Es por data que se habla, y así lo ha mostrado el gobierno de Venezuela que cada vez que surge una campaña de descrédito la neutralizan con datos inmediatamente.

Por otro lado, a la derecha, le ha sido fácil al gobierno de Venezuela demostrar que esta crea campañas sin fundamento. Por lo tanto, los buques de Irán llegaron, como también al día de hoy el control militar de Venezuela es absoluto, y los muertos por Covid-19 en dicho país siguen siendo los más bajos de toda América Latina: 11 personas. Mientras, la Universidad John Hopkins, ha abierto una campana cretina de indicar que en Venezuela han muerto 30 mil personas por Covid-19. Es una sandez. 30 mil personas no han muerto en términos generales, en lo que va de año en Venezuela.

Finalmente, si algo quieren hacer los empresarios boricuas distinto, los del GFR Media, es enviar un periodista a Venezuela y que se quede allí y cubra la noticia. De la misma forma que impulsaron que Benjamín Morales viva en Cuba, esto ha demostrado que un buen periodismo no se parcializa de forma automática contra Cuba. Morales ha logrado neutralizar la línea editorial anti-revolución Cubana de su medio. Pues que hagan lo mismo en Venezuela, pues participar del absurdo de 30 mil muertos en Venezuela por Covid-19, convierta al GFR Media, en un libro de muñequitos al servicio del gobierno de Washington. Pensemos.