Vie11242017

Last update01:37:24 PM

  • ja-news-1
  • ja-news-3

“Somos escritores porque no nos da la gana callarnos la boca o los dedos”

  • PDF

Entrevista con el escritor puertorriqueño  David Caleb Acevedo

Leer más...

Tríptico para la psicosis urbana

  • PDF

 

I. Malabarismo de urbana psicosis

La jaula se ha vuelto pájaro

y ha volado

y mi corazón está loco…

Alejandra Pizarnik

Leer más...

Viñeta: Bomba que Rumba

  • PDF

Si del Caribe se trata; pues que mejor cosa que iniciar conversando de música con Bomba que Rumba: Memorias del Primer Simposio sobre la bomba y la Rumba. Libro que acaba de salir, cuya compiladora es la historiadora Marlene Duprey. Este texto reúne quince enjundiosas investigaciones que se convertirán en un documento histórico tanto en Puerto Rico como en El Caribe. Los organizadores lograron reunir por primera vez, a una serie de reputados intelectuales, en un magno congreso, para conferenciar sobre la música de bomba y rumba. Este congreso se celebró en la Sala –Teatro Beckett en Río Piedras desde el 22 al 26 de marzo de 2011. El congreso contó con el apoyo económico de la Fundación Puertorriqueña de las Humanidades y Sala Beckett; y un año después (2012) vemos a la luz, la publicación de todo este trabajo.

Leer más...

LA CREACIÓN DE LA FICCIÓN DESDE EL MITO DEL CARIBE

  • PDF

Olívar Graterol, D. y Del Valle Vélez, J. (eds), El mito de la mujer caribeña, Ediciones de La Discreta, Madrid, 2012

...sucede que las mujeres son caracterizadas exactamente como el sujeto patriarcal defectuoso: la mujer es el malo de Aristóteles. (…) Específicamente la mujer amenaza como aquello que contamina, que daña en su unidad y su pureza al cuerpo social, y al individuo varón…

Carmen G. Marín[1]

Leer más...

La Pausa

  • PDF

Decía el diseñador y artista gráfico Joaquín Mercado, que “la pausa es un lujo”. Este pensamiento, por sencillo que sea lleva una gran sabiduría: cómo vivir la vida, deteniéndonos en cada momento, en cada segundo que nos permita sentir la vida. La pausa, no sólo es un lujo, es una forma de vivir la vida con alegría y deseo, pero sobre todo con gran pasión.

Leer más...

SPIKS Y SUS RELATOS QUE SE REPITEN: CONMEMORACIÓN 45 ANIVERSARIO

  • PDF

Fue a mediados de los años 50, cuando la ola migratoria puertorriqueña a la ciudad de Nueva York estaba en pleno flujo, que Pedro Juan Soto, un puertorriqueño que había vivido allí como estudiante universitario, publicó su primer libro, “Spiks”, una colección de cuentos que recoge la experiencia de los boricuas como inmigrantes.

Leer más...

“Ser escritor es un acto de resistencia”- Entrevista con el poeta y gestor cultural dominicano Alexéi Tellerías

  • PDF

“Ser escritor significa poder soñar y establecer dimensiones particulares para vivirlas y compartirlas con el resto de la humanidad. Ser escritor es un acto de resistencia, en un planeta donde cada vez más se mutila la palabra y se vive en la cultura del tú me entendiste”. Comenta el performero dominicano Alexéi Tellerías, mientras paseamos hacia la Plaza Duarte. Bebemos una jumbo fría en uno de sus bancos, leemos poesía y conversamos sobre el acto de escribir en la actualidad dominicana. Es mayo de 2012 y acabamos de llegar de la Feria Internacional del Libro.

Leer más...

El Caribe Asiático o En busca de la patria perdida: reseña a Barra china de Manolo Núñez Negrón

  • PDF

El narcotráfico como un ecosistema complejo y yuxtapuesto, intrincado por nexos étnicos irreconciliables (o quizás levemente reconciliables) que se ambientan en el caluroso Caribe. Nacer en Asia, renacer en un Borinquén cuyo nuevo himno bien pudiera ser la canción de salsa “devórame otra vez”. Re-renacer bañado en sangre, manos inundadas de vísceras, heces fecales y pedazos de cuerpo, vomitando la bilis provocada por el recién homicidio de un capo que duerme con pañales para adultos. De eso, y del dolor de volver a perder-recuperar una patria (cualquiera) es de lo que trata la estupenda novela Barra china del ingenioso escritor puertorriqueño pepiniano, Manolo Núñez Negrón.

Leer más...

Una hermana llovió en el monte

  • PDF

Creció en mi casa. El divorcio de sus padres, me atizó repentinamente. Aquel bulto de pasada cobijaba dos biberones, tres pañales, y en diadema la cinta púrpura.

Leer más...

No hay silencio pa’ tanta gente: Escribir en Santurce, un concierto de contrastes y abandonos

  • PDF

La palabra se transforma y reforma la ciudad desde sus ambigüedades y abandonos. Un edificio grafitero hace esquina en la De Diego con Ponce de León intersectando un mega banco; mientras una señora vestida de verde, chancletas floripondias rosadas y labios color passion, son la base de control de una cabeza enrolada cual parabólica. La susodicha acomoda su Cosmopolitan e insulta al adicto que le pide pa’… lo que sea. A su vez, dos banqueros esconden sus sudores ensobacaos entre los pliegues de una chaqueta Armani, mientras echan una mirada con gesto de puro asco clasista… Una escena cualquiera de un film, un cuento o un poema.

Leer más...

Coloquio sobre el autoritarismo, la gobernanza y lo (in) justo

  • PDF

Una relación de violencia actúa sobre un cuerpo o cosas, ella fuerza, doblega, destruye, o cierra la puerta a todas las posibilidades. Su polo opuesto sólo puede ser la pasividad, y si ella se encuentra con cualquier resistencia no tiene otra opción que tratar de minimizarla. Por otro lado, una relación de poder sólo puede ser articulada en base a dos elementos, cada uno de ellos indispensable si es realmente una relación de poder: "el otro" (aquel sobre el cual es ejercido el poder) ampliamente reconocido y mantenido hasta el final como la persona que actúa; y un campo entero de respuestas, reacciones, resultados y posibles invenciones que pueden abrirse, y que está enfrentando a una relación de poder.

El sujeto y el poder, Michel Foucault

Leer más...

PLENITUD

  • PDF

La plenitud, la posibilidad de vivir de forma plena, es una aspiración a la cual no podemos renunciar. La intención es realmente vivir en la plena realización de nuestras posibilidades como humanos y sobre todo, intentar que se nos permita, desde las condiciones materiales y espirituales básicas vivir de forma total.

Leer más...

DE TU ALMA, UN PELO

  • PDF

Ese último pelo que dejaste en la cama, ese que es enredadito, oloroso y de color castaño, aún sigue en la cama. No sé cuando se te cayó, o si lo mordí, lo halé, o te lo arrancaste. Lo que sí puedo confesarte es que por ese pelo de tu alma, Carina, mi esposa, se fue de la casa.

© daniel nina, 2002