The Cube o la desesperación que nos causa el confinamiento [¿voluntario?]

altA ver, ¿qué haces tú todo el día metida en tu casa? Pues ver por internet todo lo que la vida te da derecho a ver. Es decir el confinamiento tiene acceso a información, pero no deja de ser confinamiento. En este proceso, vivimos atrapados, voluntariamente pues podríamos salir a la calle y ver lo que está pasando, y si estamos bajo las categorías exentas no nos pasa nada. Pero si no somos exentos, puff, nos arrestan. Y ya nos explicaron que el 95 por ciento de los cerca de 400 arrestados por violar el toque de queda, se han sostenido como válidos. Por lo tanto el confinamiento es voluntario, bien voluntario. Por lo tanto vea películas de confinamiento involuntario para que disfrute su libertad.

The Cube (Dir. Vicenzo Natali, Canadá, 1997) es una película culto. Es un mega hit que se hizo con cuatro pesos, y resultó ser un exitazo. Con poco más de $100 mil dólares USD de presupuesto, la película género sobre $9 millones USD de ingresos. Un exitazo.

Basado en el juego de cube matrix, la película nos presenta desde la ciencia ficción la vida en el confinamiento de una residencia organizada internamente como un cube matrix, donde cada movimiento causa una consecuencia de vida o muerte.

Cinco personajes transitan la película, donde cada uno de ellos tiene un nombre que hace alusión a una cárcel en el mundo. Kazan para la prisión de Kazan en Rusia, David Worth area Leavenworth en los EE.UU.; Quentin McNeil para San Quentin McNeil Corrections Center en los EEUU.; Joan Leaven para Leavenwoth en los EEUU.; y Dr. Helen Holloway para Holloway en Reino Unido; y Rennes para el Centro de detención en Rennes, Francia y Alderson para la cárcel federal del mismo nombre en los EE.UU.

En fin que es una película de terror, como el terror es la vida que vivimos en confinamiento voluntario. No obstante esta película la debe de ver, para que vea una gran película hecha hace más de 20 años, y la cual está disponible de forma gratuita en las redes sociales. Adelante en el confinamiento, adelante.