Sonetillo del adicto

altFumar es el comienzo, la divisa

la batalla que agota la esperanza

transformarme en un cuerpo estropeado

y sin más voluntades en mi alma.

Mamá lo decía tarde y noche

que la tristeza así no se combate

Hijo mío:

“te vas a reventar en ese bache”

Hoy solo me acompañan sus reproches

y el deseo de salirme de este cuerpo

que es mi cárcel,

pero duelen

los barrotes

en mi sangre