Te regalo una rosa

altHay cosas que si se dan por separado los resultados no son satisfactorios. La clase de física nos puede gustar, pero sin conocer de matemáticas la solución no se halla. Así pasa con alguien a quien le reconocemos por ser brillante, pero a la hora del voto, votamos por el o la candidata del partido de siempre. Si hay una pasión sin amor, no hay futuro.

El primer compromiso debe hacerse con la conciencia. Después de todo, para llegar a la rosa hay que pasar por las espinas. Cuánto despilfarro de tiempo y recursos mal empleados pueden evitarse. Cuánta ceguera y desilusiones cuando no queremos señalar las deficiencias de las situaciones.

Hasta aquí hemos llegado como como individuos o como ciudadanos sin resolver nada y estamos ante una horda de ineptitudes sin parangón. Si tan solo hubiera pruebas para conocer y reconocer cuán buena sería cada decisión tomada, así sería mejor el camino.