Dom08202017

Last update08:35:42 AM

  • ja-news-1
  • ja-news-3

Resident Evil – The Final Chapter o la eterna vida eterna en la ciencia ficción

  • PDF

altEn la franquicia de filmes Resident Evil (seis películas en total), que iniciaron en el 2002, el hilo conductor ha sido la sobrevivencia de la humanidad. En su sexta y concluyente realización, Resident Evil – The Final Chapter (Dir. Paul W.S. Anderson, EE.UU., 2016), nos presenta el final de una trama que es consistente con todo el cine de la ciencia ficción, y la pregunta fundacional que éste siempre nos plantea: ¿podrá el humano destruir a toda la humanidad; y por el contrario, podrá darle vida a toda la humanidad?

La serie de Resident Evil, basado en un juego interactivo electrónico, ha mantenido desde el 2002, cuando se presentó el primer capítulo de seis que tiene la franquicia, a Alice Markus (Mila Jovovich), quien lucha, como parte de la trama por salvar la humanidad del anti-virus T. Este virus, el cual fue diseñado por su padre, el Dr. James Markus (Mark Simpson), se degeneró, condenando a la humanidad a la muerte o a convertirse en zombis. Luego, antes de ser asesinado por su socio de empresa, el Dr. Isaacs (Ian Glenn), este crea un fotograma de su hija Alice, quien tiene una condición degenerativa de envejecimiento, y la programa, entre otras cosas para salvar la humanidad.

El resto de la película debe verse. Alice, como en Alicia en el país de las maravillas de Lewis Carroll, debe buscar la senda de la felicidad y del rescate de la humanidad. De eso han tratado las cinco realizaciones anteriores, de eso trató lo que se alega es el último capítulo. Sin lugar a dudas la saga de la franquicia Resident Evil no termina, en la media que la actriz de origen ucraniano, Milla Jovovich, no deja de deslumbrar con su belleza física y capacidad de actuación en el cine de acción. Pero vaya a ver esta nueva versión y usted decide.

Para los fanáticos del cine de ciencia ficción, el referente primario de Resident Evil – lo sigue siendo la literatura de Philip K. Dick, y la película fundacional a partir de su obra, Blade Runner (Dir. Ridley Scott, EE.UU., 1982). No obstante, por la naturaleza claustrofóbica a veces de la película, esta se relaciona con el filme, también con The Cube (Dir. Vicenzo Natali, EE.UU., 1997), como a su vez con Mad Max (Dir. George Miller, Australia, 1979). Las tres películas, dentro del género de ciencia ficción y/o futuristas, combinando el thriller con la acción, se asemejan, más allá de ser franquicias con sobre cuatro realizaciones cada una, en que la humanidad lucha por sobrevivir (ojo lector, que pese a que Blade Runner solo tiene una parte, la misma consta de seis versiones), en que las tres son películas culto.

En fin, que si le gusta el cine de ciencia ficción debe de ver esta película. Si aún vive impresionado con Milla Jovovich, como desde que la descubrió en The fifth element (Dir. Luc Beson, Francia/EE.UU., 1997), entonces vaya a ver esta nueva entrega de esta modelo que hace cine de acción y ciencia ficción. Adelante, huestes de la fe fílmica.