Sáb09232017

Last update04:05:48 PM

  • ja-news-1
  • ja-news-3

Gifted o el debate eterno de la creación entre la ciencia y Dios

  • PDF

altHay películas que son sanas. Hay películas que son intencionadas. Pero hay películas, sobre todo en los últimos tiempos, que por la puerta de al frente o por la puerta de atrás, introducen debates profundos entre la ciencia y la religión. De eso peca Gifted (Dir. Mark Webb, EE.UU., 2017; guion: Tom Flynn). La misma, sobre la vida de una niña con coeficiente de inteligencia en la categoría de genio, Mary Adler (Mckenna Grace), quien se pregunta, ¿por qué soy inteligente?

La película versa entonces, a partir de una pregunta sutil que se traduce en la creación por Dios o por Einstein, en entender como ante la muerte prematura de la madre de la niña Adler, su tío Frank Adler (Chris Evans), se convierte en su tutor, pese a que legalmente la madre-abuela, de él y de la niña, Evelyn Adler (Lindsay Duncan) lo cuestiona en corte. De la creación y el talento, pasamos a lo mundano de lo jurídico, y ahí se nos va toda la película. Entre la niña que desea ser feliz, y la abuela que desea que su nieta entre a M.I.T. en Boston a los 7 años.

Las actuaciones son todas muy buenas. La relación entre la niña Adler y el tío Adler es una hermosa. Se trata de un filme en el cual, con un guion poco ambicioso, pero bien contado, uno se siente tranquilo, pese a que, por momentos, no sabemos quién predica, si un reverendo de iglesia de pueblo o Albert Einstein.

En fin, que la película se deja ver por la ternura que integra, así como por los debates en torno a las matemáticas puras, o por los discursos en torno a la creación divina. Usted la ve bajo cualquier pretexto. Lo va a pasar bien. Adelante.