Sáb09232017

Last update04:05:48 PM

  • ja-news-1
  • ja-news-3

El Bar o la vida en su momento menos dulce

  • PDF

El último filme de Alex de la Iglesia, El Bar (Dir. Alex de la Iglesia, España, 2017) es un homenaje a la vida en su momento menos dulce. Allí cuando todo se torna imposible, cuando la vida es frágil, y sobre todas las cosas, cuando cada cual lucha por su sobrevivencia.

Alex de la Iglesia, será venerado por la película-serie Torrente, la cual inició en el 1998, y continuó al día de hoy repartida en siete secuencias en total. Pero más recientemente nos deleitó en Puerto Rico con Mi gran noche (Dir. Alex de la Iglesia, España, 2015), en la cual incorpora en la trama al afamado cantor español, Raphael.

La temática de Alex de la Iglesia se repite. No obstante, en su repetición nos plantea y nos replantea la vida en miseria, la vida en precario, el amor del poco y malo, lo cutre, en fin, el lado claro de la vida. En este sentido, la pregunta sería distinta, ¿por qué seguimos yendo a ver el cine de Alex de la Iglesia, si el mismo se repite? La respuesta es bastante sencilla: De la Iglesia no se repite ni en la estética ni en el parlamento entre los actores y actrices de cada una de sus películas. Todas sus películas son parecidas, pero no son iguales. En esto su grandeza cinematográfica.

En esta ocasión, la idea es buena y novel para el director. En un bar de Madrid, quedan atrapadas 10 personas. Estas no saben porqué, pero al salir del bar, los asesinan. Luego los cuerpos de los que van cayendo frente al Bar, desaparecen. Los atrapados en el bar, se desesperan y luchan por sobrevivir. Pero allí encuentra a un muerto-tipo-zombi, quien tiene el antídoto, para lo que aparenta ser la enfermedad del Ébola. Nada, que lo bueno del cine de Alex de la Iglesia, es que nada es lógico.

Los personajes, inician en 12, y luego van muriendo hasta que sobrevive solo una, Elena (Blanca Suárez). La película, literalmente transcurre en las cloacas de Madrid, y la vida de los actores y actrices se torna en una porquería. Es terrible. Pero es interesante. Cada cual hace lo propio por inyectarse el antídoto al Ébola, como es también por salir del sistema de acueductos vivo. Al final, todos mueren salvo Elena (Suárez).

La película tiene un buen reparto, donde destacamos a Carmen Machi, Mario Casas, Secun de la Rosa, Jaime Ordoñez, Terele Pavez, Joaquín Climent, entre otros. Buenas actuaciones de todos y todas, pero se destacan Mario Casas, Blanca Suárez y sin lugar a dudas Carmen Machi.

La película tiene múltiples diálogos literarios como fílmicos. Podríamos empezar con Jean Paul Sartre y su obra Sin Salida (1944). Pero también hay mucho cine en torno al encierro y la claustrofobia. En Puerto Rico, el film clásico, Atrapados (Dir. Matthew Patrick, Puerto Rico, 1981). Pero también invoco la película culta, The Cube (Dir. Vicenzo Natali, Canadá, 1997).

En fin, que El Bar se deja ver. No es para descansar, sino para estresarse. Buena para una noche de aburrimiento.