Mié05232018

Last update12:27:40 PM

  • ja-news-1
  • ja-news-3

3 Billboards out of Eibbing, Missouri o re-escribir la memoria del sur americano

  • PDF

altHay películas que cambian el paradigma. Durante el 2016 le tocó a Moonlight (DIr. Barry Jenkin EE.UU, 2016) hacerlo. Hoy nos enfrentamos a otro filme monumental. 3 billboards outside of Ebbing, Missouri (Dir. Martin McDonagh, EE.UU. 2017) es uno de esos filmes difícil de olvidar. Pero más que nada, es un filme difícil de superar en la provocación que nos hace.


Este filme, dirigido y escrito el guion por McDonagh hace unos planteamientos muy interesantes en torno a un lugar tan problemático como el estado de Missouri, en los EE.UU. Conocido por el asesinato del joven afro-americano, Michael Brown en el 2014, este estado volvió a recibir publicidad en el 2017, cuando en un choque entre facciones de sectores progresistas y sectores racialmente conservadores, una joven activista fue atropellada y pereció.

La imagen de Missouri que nos presenta este filme no es distinta a la que en la vida real conocemos. En resumen, Missouri es un lugar horrible. Ahora bien, el filme logra cautivarnos contándonos otro tipo de historia – la historia del sur americano tal cual es: un lugar donde todos y todas vivimos de forma contradictoria.

Esta película nos narra la historia de una madre (Mildred/Frances McDormand) que no puede vivir con el dolor de la muerte repentina y violenta de su única hija. Esta fue asesinada, luego de haber sido agredida sexualmente, por una persona que no era de la comarca del poblado de Ebbing. El resto es la película, y como a partir de este incidente se desata una película emocionalmente violenta, que nos lleva a un tipo de reconciliación al final de la película.

Ahora bien, esta película guarda un misterio igual al de Moonlight. La misma nos invita a pensar el sur de los EE.UU. desde una mirada novel. Diferente. Esa es la magia de 3 Billboards outside Ebbing, Missouri. La película nos narra la otredad, desde una mirada muy compleja. Es racismo entre blancos, entre blancos y negros, entre negros y blancos. El sur, es hoy mucho más complejo que la simplificación de la plantación.

De igual forma, lo más interesante de la película es la reconciliación con su propia vida que hace cada personaje. Al final, todos somos potencialmente hablando, seres humanos frágiles.

Hay que ver esta película de forma mandatoria. Hay que verla. Luego uno descubriría porque somos humanos, volátiles, seres delicados, y más que nada contradictorios. La película es obligatoria. Las actuaciones son extraordinarias. El guion es sumamente original. Y nuevamente, es una mirada muy innovadora para apreciar el sur americano. Ahora hay que ver si gana el Oscar de mejor película. Yo apuesto a que se lo lleva. ¿Qué dice usted? Véala.