Jue09202018

Last update09:36:44 AM

  • ja-news-1
  • ja-news-3

The first purge o el origen de la resistencia

  • PDF

altLa serie de películas bajo el nombre de The first purge (o la depuración en español) ha llegado a su fin. No obstante, a alguien en la casa de producción, le pareció ocurrente y pertinente de inventarse y producir, la primera parte – la historia no contada, de la serie de películas de The Purge.

Así las cosas, este verano nos llega The first purge (Dir. Gerard McMurray, EE.UU., 2018). La misma explica que pasó antes de la serie de películas que inmortalizaron la muerte de los excedentes poblaciones de personas, entiéndase los negros, los pobres, los hispanos, los marginados.

Dicho lo anterior, la versión hoy en cartelera, es una interesante apuesta política que, en el crisol de la presidencia de Donald Trump, se impone como una interesante apuesta a la resistencia. No que Trump esté promoviendo una campaña de depuración. Ojo, que nadie ha dicho eso aquí. Pero sus críticos hablan de él y sobre tu administración pública tal si éste estuviese implementando un plan operacional para el exterminio de las poblaciones excedentes, en particular a los mexicanos.

Entonces en la trama, que se desarrolla en Statten Island, en el estado de Nueva York, EE.UU., el gobierno del partido NPP (algo así como el National Party en África del Sur o el Partido Socialista Nazi en la Alemania de Hitler), ha decidido hacer un experimento social. En el mismo, se va a legitimar por espacio de 12 horas, los asesinatos de toda persona que viva en dicha isla.

Montada la película como una campana mediática, la misma inicia como un ejercicio de asesinar, donde los que participan, utilizando tecnología punta de grabación, son invitados filmar a los muertos. Esto pasa, mientras el NPP los observa. El resto es la película la cual deben de ver pues es muy interesante.

La película, y esto el interés de McMurray, es documentar la experiencia de ser afroamericano en los EE.UU. Desde los tiempo del origen de dicha nación, el racismo se ha impuesto como una forma de vida natural.

La película se desarrolla a partir de tres personajes Dmitri (Y’lan Noel) Nya (Lex Scott D…) y su hermano, Isaiah (Joivan Wade). Todos negros, que defendieron desde distintas lógicas, su vecindario. La película en esta medida, se une a furor de un emergente cine afro americano en los EE.UU. que en los pasados años nos ha provisto importantes e interesantes películas, iniciando con Fruitvalle Station, del propio McMurray (2013) hasta las más recientes, ambas laureadas, Moonlight (Dir. Barry Jenkins, EE.UU., 2016) y Get Out (Dir. Jordan Peele, EE.UU., 2017)

Mi sugerencia: vayan a ver The first purge. Es una película política. Es una película muy importante.