Lun05202019

Last update09:06:34 AM

  • ja-news-1
  • ja-news-3

Miss Bala o el cine realista con sabor boricua

  • PDF

altFui a verla porque pensaba que era un película local. Es más, pensé que la habían hecho unos cineastas emergentes de alguna universidad pública o privada de la isla. Cuando me senté, descubrí el error de mi percepción. Dicho esto, lo que sí me sorprendió fue que la historia trillada en el cine de los mexicanos, el narcotráfico y la trata humana, se pudiera contar de otra forma y que me causara interés.

La gracia de Miss Bala (Dir. Catherine Hardwicke, EE.UU. 2019) yace, por un lado, en el trabajo que hizo la directora en presentar un tema ya recorrido por tantos de forma interesante y diferente. Catherine Hardwicke no tiene una larga trayectoria de hacer cine en los EE.UU. Es aún una directora emergente con algunos títulos a su haber. Ahora bien, lo que si le impuso a la película, fue una chispa interesante, desde una lógica femenina. En este sentido, su dirección es acertada.

De otra parte, vale la pena ver la película para ver en pantalla grande a dos jóvenes talentos de origen boricua, pese a que ambos nacen en lugares distintos de la nación. Gina Rodríguez (Gloria) e Ismael Cruz Cordova (Lino) son dos actores nacidos ella en la diáspora de Chicago y él en Aguas Buenas, Puerto Rico. Realmente estos jóvenes le hicieron una diferencia a la película en su actuación. Luego uno se mete en las redes sociales y descubre el trabajo en colaboración que han hecho y se sorprende del talento de ambos.

La película es trillada, y se queda así, en recordarnos lo terrible que es todo al sur de la frontera del rio Bravo o el rio del Norte, dependiendo quién y en dónde se nombre, el cual divide a México y a los EE.UU. En esta medida, la película nos cuenta que lo que pasa en México, una vez usted cruza la frontera, es horrible.

Sería yo cuidadoso con las películas de México en estos días, pues todas ellas, desde Roma (Dir. Alfonso Cuarón, México, 2018) hasta Miss Bala plantean lo mismo: México es un lugar terrible. Toda película que siga reproduciendo que México es un lugar terrible, de forma directa o indirecta se inserta en el discurso de Donald Trump el cual promueve el muro como forma de contener la “incivilización” mexicana.

En fin, promuevo ver Miss Bala por algo distinto: ver a Gina Rodríguez e Ismael Cruz Cordova, juntos en escena. Luego usted crítica la película por lo que es: un rollo o papelón simplón en contra de México. Pero vaya a verla. Refrescante la actuación de Rodríguez y Cruz Cordova.