Mar10222019

Last update09:43:14 AM

  • ja-news-1
  • ja-news-3

Hotel Mumbai o cuando la violencia es simplemente un acto de terrorismo

  • PDF

altEs una película muy dura. Se te queda pegada a la piel. Es claustrofóbica. Sabes que al final, mueren. Te da pena y lloras. Hotel Mumbai (Dir. Anthony Maras, Australia, 2018), narra la historia de un ataque terrorista, de una célula de fundamentalista musulmanes, en la ciudad industrial de la India, Mumbai. Es una película donde realmente, la felicidad y la alegría no existe. Ni para los agresores ni para los agredidos.

Basada la película, el guion, en el documental Surviving Mumbai (Dir. Victoria Midwinter Pitt, Australia, 2009), la película de Maras nos cuenta un episodio muy triste de la humanidad. 10 operarios de origen paquistaní, se introducen en India, y desarrollan un ataque terrorista, no existe otra palabra para justificarlo o explicarlo, por el cual dejaron a 160 personas asesinadas en la ciudad.

La película de Maras, nos recrea que paso ese día en el prestigioso Hotel Mumbai. Allí con un reparto de actores de países no dominantes en la industria, como India y Australia, el director recrea la angustia humana de aquellos que murieron como de aquellos que sobrevivieron.

El problema es que las películas con nombre de hotel, se han convertido, todas o casi todas, en dramas muy serios sobre la vida y la muerte. A mi recuerdo de forma inmediata viene Hotel Ruanda (Dir. Terry George, EE.UU., 2004). Pero no cuento más, pues ha demasiados filmes con nombres de hotel. La muerte los acompaña siempre, o casi siempre.

Vean Hotel Mumbai si desean ser solidarios con los que fallecieron en este evento de terrorismo religioso. Pero no vaya a verla como entretenimiento. Es demasiado dura la película. A su discreción.