Vie04032020

Last update10:37:36 AM

  • ja-news-1
  • ja-news-3

Just Mercy y el mensaje claro de la justicia

  • PDF

altFui porque llevo rato diciendo que esta generación del cine de Hollywood se beneficia del talento de un actor consagrado aunque emergente como Michael B. Jordan. En su última actuación, Just Mercy (Dir. Destin Daniel Cretton, EE.UU. 2019), éste nos hace llorar desde el principio hasta el final de la película. No por nada malo u oprobioso. Por algo lindo y digno: luchar eternamente por la justicia.

Jordan personifica a Bryan Stevenson, un afroamericano de Delaware, graduado de abogado de Harvard, quien emprende un proyecto de vida en Alabama. Al día de hoy, y luego de 30 años de dedicarse a su oficio, Stevenson y su equipo de trabajo junto a su fiel colega Eva Ansley (Brie Larson), le han salvado la vida cientos de personas. Candidatos a un nobel por la paz, Stevenson y su equipo se han concentrado en sacar a personas inocentes del paredón de la muerte. Esta película visibiliza su obra. La estadística que ellos manejan es de terror: de cada nueve personas a ser ejecutadas, una es inocente.

La trama de la película se desarrolla bajo el marco racial de las injusticias que en uno de los estados sureños mas racistas de los EE.UU., Alabama, se cometen. Allí Stevenson/Jordan se muda y hace su proyecto, llamado Equal Justice, y lucha por los que están encarcelados. Entonces, la historia se desarrolla como es, con la trama a partir del personaje de Johnny D (Jamie Foxx), quien le imparte una creatividad magistral al personaje.

El elenco, todo, es de primera. Michael B. Jordan es un talento de futuro. La combinación de Foxx, Jordan y varios de los otros actores de reparto, hace del filme uno muy emotivo y más que nada humano. Es una película a ver varias veces. Sobre todo, para derribar los muros de los mundos de injusticia. Adelante, al cine sin restricciones, a ver Just Mercy.