Bad Boys, ¿cuál es el referente humorístico?

altFui a verla porque ando deprimido. La muerte, como a tantos, también me tocó durante el mes de enero 2020. Hoy intentamos celebrar un nuevo año, volver a empezar. Ahora bien, en ese proceso fui a ver Bad boys for life (Dir. Adil & Bilall, EE.UU., 2020) y me perdí. Fui a ver una comedia y acabé en una profunda depresión y desasosiego. Por lo tanto, vaya a verla como quiera, a lo mejor yo estaba afectado.

Ardi el Arbi y Bilall Fallah, son una pareja de directores, guionistas y productores belgas. Segunda generación marroquíes, son algo así como los muchachos cineastas más prometedores de su país. Con poco más de cuatro películas, ahora les han dado la buena nueva de dirigir la franquicia de Bad Boys, lo cual hicieron. Ahora bien, pienso y esto es mi pensar, que su sentido de humor es distinto al mío. El mismo, el de ellos, se traduce por otros filtros que no tienen que ver con los referentes tradicionales con los cuales estaba yo familiarizado. Tal vez por eso, la razón de llorar y no reír al ver Bad Boys for life. Dicho lo anterior, en el mundo plural en que vivimos y creemos, es importante ver esta película.

La historia de esta tercera entrega de la franquicia (Bad Boys 1995, Bad Boys II, 2003, y Bad Boys for life, 2020), versa sobre la vida de los policías Markus (Martin Lawrence) y MIke (Will Smith) en la última etapa de su vida, donde son abuelos y han avejentado. No obstante, por un viejo romance que tuvo Mike con Isabel (Kate del Castillo) y donde se procreó a un hijo, Armando (Jacob Scipio). A partir de ahí, "hasta el fuego" . No se las cuento.

Por lo que en esta película, lejos de reírme, se mete en un rollo psicoanalítico lacaniano, de la muerte del padre, que es bien duro. Por eso digo, que la lectura y educación de los directores Adil & Bilall se apoderó de la película. Ni bueno ni malo, otro proyecto. Con un presupuesto de $90 millones, la película había recaudado en el mes de enero 2020 sobre $220 millones, por lo tanto, a lo mejor tenemos a Adil & Bilall para un buen rato.

Usted la ve como quiera. A mí no me hace caso. Mi tristeza no tiene nada que ver con la suerte de Mike... Ups, sin "spoliar" la película.