Mar05262020

Last update12:56:35 PM

  • ja-news-1
  • ja-news-3

Yerba Buena fúmatela o vívetela, hecha en PR

  • PDF

Image result for yerba buena peliculaLa fui a ver por el tema. Se trata de un filme boricua, creativo en ideas, pero con sus limitaciones en la realización. Yerba Buena (Dir. Bruno Irizarry, Puerto Rico, 2020) es un buen invento: luego del huracán María en el 2017, nos pusimos a procesar marihuana para producir bizcochitos de chocolate (brownies). Entonces, como diría el maestro José Luis González, volvimos a ser gente.

En fin, no es Hollywood, ni tampoco Mangúwoods, y menos Piñolywoods. Pero es cine local y es una película que está tratando de decir cosas. En este sentido la idea es original. La idea de hacer una filmación únicamente en lo que pasó en la calle de la urbanización donde las mujeres se organizaron para proveer sustento a todos, es también interesante. Es un filme de alcance limitado. En eso tiene mucho valor, pues limitando los costos de produccion se puede hacer un cine de mayor peso, a partir del guion.

Ahora bien, al reducir las localidades a una, la pelicula intenta desarrollar una idea magistral (la venta de brownies premiados con yerba), pero se debilita por otras consideraciones. La pelicula tiene un elenco de 22 actores y actrices. Muchos de ellos y ellas ya consagrados y reconocidos. Pero, ¿son necesarios tantos personajes?

La pelicula la cuentan tres mujeres: Sonia (Karla Monroig), Mary (Isel Rodríguez) y Juan (Jessica Rodríguez). Estas, ante el dolor físico de una, y viendo que el cannabis medicinal, eso alegan, sana el dolor, pues se dedicaron a hacer masivamente los brownies para beneficio de todos los dolientes de la comunidad. Así las cosas, lo tornaron en una microempresa para hacerse eléctricamente sostenibles y no operar a través de la Autoridad de Energía Eléctrica.

En fin. Vayan a verla, pese a las contradicciones ideológicas del guion (o radicales o neoliberales); los temas silentes que se mencionan y no se abordan (la sexualidad, la raza, la pobreza); y las pausas inadvertidas entre escena y escena, que se hacen innecesarias.

No obstante esto, recomiendo a Yerba Buena porque es una idea original, y es un guión vendible a otras casas productoras a nivel global. La industria del cine en Puerto Rico se habrá de desarrollar por distintas formas, pero una buena idea, pese a las limitaciones de la producción y el guion, sí es mercadeable. Yerba buena tiene esa oportunidad de frente. Adelante Bruno Irizarry, adelante.