Vie07032020

Last update11:00:42 AM

  • ja-news-1
  • ja-news-3

The night of the living dead en tiempos de encierros y pandemias

  • PDF

altPor primera vez me senté a ver la obra de George Romero, uno de los genios, como también uno de los directores clásicos, del cine de los EE.UU. The night of the living dead (Dir. George Romero, EE.UU., 1968) es una película de gran trascendencia, pese a los 42 años desde su filmación. Es una película culto (cult movie) la cual hay que ver y ver. Pese a todo la grandeza de esta película está basada en su innovación en todo.

George A. Romero nació y se crió en el Bronx, Nueva York. Sus vecinos debieron de haber sido boricuas, pese a que en su caso su ascendencia era española y lituana, criándose en parte en Cuba. Luego se dedicó a hacer cine, siendo su primera película The night of the living dead. Pese a que no es la primera película que introduce el tema de los zombies, ni se menciona en la película este término, la película se considera la pionera del sub-genero zombie. George A. Romero, es el padre/madre del mundo de los zombies.

The night of the living dead debe ser enmarcada por un lado en el medio de la guerra fría de la década de 1960; el inicio de la guerra de Vietnam y el envolvimiento de los EE.UU. en dicho conflicto; por otro lado, el movimiento hippy en su país, como antesala al festival de Woodstock; los viajes al espacio dirigidos por la NASA; las luchas sociales de los Young Lord (en el Bronx) y del movimiento negro. Pero sobre todas las cosas en los asesinatos de John F Kennedy, Robert Kennedy, Malcom X y Martin Luther King.

Ante este cuadro Romero se plantea, junto al coguionista y co-miembro fundador de la casa productora Image Ten Productions, John Russo, la idea de como imaginar un mundo en el cual los muertos reviven. Ya sea porque fueron a Venus, o porque los Rusos infectaron a los EE.UU., pero se vivía una epidemia: los muertos en el 1968, luego de morir revivían. Revivían para comerse a los otros humanos. Una epidemia, localizada en los EE.UU. pero de no ser controlada, pudo haberse convertido en una pandemia [nadie sabe... pero si fue controlada con la muerte de los muertos].

En la innovación, la película juega con el blanco y negro (cuando ya la transición a color se había dado); la película hizo uso de actores y actrices profesionales como sin experiencia; e incorporó una banda sonora exquisita jugando con los géneros del suspenso, el horror, y los thrillers. Ahora bien, donde fue extraordinario el ojo de Romero fue en la selección del actor principal Ben (Duane Jones). Se trató de una contratación magistral. No era el primer afroamericano en una actuación principal (Sídney Portier ya él tenía varias películas a su haber). Pero si es el primer afroamericano en un rol principal que cambió el paradigma. Pues hizo del personaje uno creíble.

Jones/Ben era un actor neoyorkino educado en los EEUU, Noruega y Francia. Fue profesor de actuación toda su vida, y esta es su única película por la cual se le acredita un rol significativo. El resto no cuenta. No obstante, él modificó el personaje hablando como un hombre educado que vive en la desesperación de la epidemia. Al final, fue él el que pidió que lo asesinaran los blancos/racistas, como un homenaje a la vida de Martin Luther King, quien fue asesinado por un hombre blanco. Un reconocimiento que el hombre negro en ese momento no podía sobrevivir la epidemia/pandemia del racismo blanco. Había de morir, por más que haya sido un héroe.

Otro asunto importante de la película es el manejo que la misma hace de la tecnología de comunicación. Promueve la comunicación existente (la radio y la televisión) así como el valor del teléfono de línea. Pero sobre todo juega de forma exquisita con los temperamentos y destrezas de cada personaje para poder vivir bajo un encierro y amenaza de un "virus" mortal.

En fin, The night of the living dead, nos recuerda lo que es vivir en el encierro. Es realista para lo que uno vive hoy. La diferencia es que en ese momento, había que defenderse de los muertos que revivían. Hoy hay que defenderse de un virus que uno no ve, pero que lo mata a uno.

Es una película extraordinaria. Los invito a verla. Siempre ha estado disponible en las redes sociales, porque la casa productora/distribuidora nunca la inscribió bajo propiedad intelectual. Es y ha sido gratis, hasta el sol de hoy. A verla y comentarla. Importante por todos sus elementos. Bravo George, Bravo.