Vie07032020

Last update11:00:42 AM

  • ja-news-1
  • ja-news-3

Festival de Cine Internacional de San Juan: Una joyita de películas en el Caribe

  • PDF

Por primera vez, en toda mi vida, asistí a la edición 2012 del Festival de Cine Internacional de San Juan. No sé cuantas ediciones llevan, pero si sé que nunca había ido, y una vez llegué no me vuelvo a ir. Esto fue extraordinario. Que montaje más digno de un país caribeño que apuesta a buena calidad de películas, bien seleccionadas, y presentadas a precios sumamente accesibles para una población crítica, que fue activamente a ver todas las presentaciones. El festival, que se realizó del 17 al 24 de octubre, en las facilidades del Cine Metro, en Santurce, Puerto Rico. Este teatro es parte del conjunto de facilidades que le pertenecen a Caribbean Cinemas.

 

Aunque no pude ver todas las películas, si voy a comentar cuatro de ellas que me encantaron.  Voy por orden alfabético de país de procedencia de la película.

Post moterm (Dir. Pablo Larraín, Chile, 2011). Es una  película difícil. ¿Qué paso al día siguiente del golpe de estado en Chile, 11 de septiembre de 1973 en el hospital donde se conducían las autopsias de la ciudad de Santiago de Chile?  Pues esta película te narra ese día, y los días siguientes. Es una película muy difícil narrada por los médicos y personal de apoyo de la morgue pública. La película realizada en el 2011, se presenta como todo un trabajo retro, literal, a 1973.  Es una película donde apenas hay una sonrisa. Nunca hubo música, y lo que más hubo fue dolor. Es difícil de contar. Pero estos personajes fueron los que le hicieron la autopsia a Salvador Allende. A partir de ahí, todo lo demás es sugestión. Un país completamente dividido en cuanto a la justificación del golpe, pero que vivió por 30 años con las consecuencias del mismo.

Alps (Dir. Yorgos Lanthimos, Grecia, 2011). Para mí esto es un peliculón lacaniano.  Es un filme psicoanalítico, que merece ser visto aunque sea una vez en la vida. No es una película fácil, pues trabaja el dolor de aquellos que han perdido un ser querido, y donde un equipo de actores-trabajadores sociales, representan al que murió para consuelo de sus seres queridos. No hay música. Tampoco hay alegría. Menos aún, no hay esperanza. Es un filme contado y vivido a partir del dolor. Si usted le gusta el dolor, no deje de verla.

Toque de queda (Dir. Ray FIguerora, Guatemala/Puerto Rico, 2011).  Los zombies están de moda.  Ya lo comentamos ante Juan de los muertos (Cuba, 2012). En el Caribe y America Latina, es un tema ocurrente. Este filme lo subestimé pero luego de verlo y repensarlo es extraordinario. Para un país que tuvo la peor guerra civil del continente del continente americano en el siglo XX, es importante destacar que sería imposible decir quienes fueron los buenos y quienes fueron los malos.  Es válido decir, que todos estuvieron implicados. Es ahí donde veo la contribución de esta película. Es genial en traer el tema de los zombies (que siempre es un asunto político) como parte de explicar la historia de Guatemala. La recomiendo.

Las carpetas (Maite Rivera Carbonell, Puerto Rico, 2011). Un delicado trabajo, sensible y contado desde una lógica más femenina, de un tema monumental: el proceso de carpetar a 135 mil puertorriqueños, por parte del gobierno del país por el mero hecho de ser independentistas o socialistas.  Excelente trabajo. Sobre todo, que para un país que no cuenta su historia, Rivera logró hacerlo de una forma que nadie se podía oponer.  Al contrario, fue el filme más aplaudido y visto del festival. Felicito al equipo de producción, y sugiero que se vea.