Mar06272017

Last update01:31:33 PM

  • ja-news-1
  • ja-news-3

Creativo

La Pausa

  • PDF

Decía el diseñador y artista gráfico Joaquín Mercado, que “la pausa es un lujo”. Este pensamiento, por sencillo que sea lleva una gran sabiduría: cómo vivir la vida, deteniéndonos en cada momento, en cada segundo que nos permita sentir la vida. La pausa, no sólo es un lujo, es una forma de vivir la vida con alegría y deseo, pero sobre todo con gran pasión.

Leer más...

Una hermana llovió en el monte

  • PDF

Creció en mi casa. El divorcio de sus padres, me atizó repentinamente. Aquel bulto de pasada cobijaba dos biberones, tres pañales, y en diadema la cinta púrpura.

Leer más...

No hay silencio pa’ tanta gente: Escribir en Santurce, un concierto de contrastes y abandonos

  • PDF

La palabra se transforma y reforma la ciudad desde sus ambigüedades y abandonos. Un edificio grafitero hace esquina en la De Diego con Ponce de León intersectando un mega banco; mientras una señora vestida de verde, chancletas floripondias rosadas y labios color passion, son la base de control de una cabeza enrolada cual parabólica. La susodicha acomoda su Cosmopolitan e insulta al adicto que le pide pa’… lo que sea. A su vez, dos banqueros esconden sus sudores ensobacaos entre los pliegues de una chaqueta Armani, mientras echan una mirada con gesto de puro asco clasista… Una escena cualquiera de un film, un cuento o un poema.

Leer más...

PLENITUD

  • PDF

La plenitud, la posibilidad de vivir de forma plena, es una aspiración a la cual no podemos renunciar. La intención es realmente vivir en la plena realización de nuestras posibilidades como humanos y sobre todo, intentar que se nos permita, desde las condiciones materiales y espirituales básicas vivir de forma total.

Leer más...

DE TU ALMA, UN PELO

  • PDF

Ese último pelo que dejaste en la cama, ese que es enredadito, oloroso y de color castaño, aún sigue en la cama. No sé cuando se te cayó, o si lo mordí, lo halé, o te lo arrancaste. Lo que sí puedo confesarte es que por ese pelo de tu alma, Carina, mi esposa, se fue de la casa.

© daniel nina, 2002

Más artículos...