Desperanzador estudio económico sobre Puerto Rico

Un estudio redactado por el economista principal de la división de inversiones de un banco principal estadounidense presenta un cuadro desesperanzador de la situación puertorriqueña, concluyendo que mientras el presente statu quo se presente a los votantes como alternativa para el futuro, Puerto Rico permanecerá sin progresar.

Eugenio Alemán del Banco Wells Fargo, quien también es puertorriqueño, comienza su evaluación de la economía diciendo que la campaña agresiva de industrialización por el gobierno del entonces-joven Partido Popular Democrático (PPD) a mediados del siglo pasado fue efectiva en su momento, pero no proveyó una panacea, persistiendo todavía las mismas deficiencias económicas básicas de entonces, tales como el alto desempleo e inflación. Puerto Rico es un territorio de los Estados Unidos; mientras que el oficialista Partido Nuevo Progresista (PNP) favorece que la Isla se convierta en un estado norteamericano, el PDP, el principal partido de oposición, defiende el statu quo con algunos cambios. Las encuestas hasta el momento lo colocan al frente del PNP para ganar las elecciones generales de noviembre. Además, en agosto se celebrará la primera parte de un referéndum de status, dirigido a redefinir la relación entre Puerto Rico y los Estados Unidos.

Menciona Alemán que uno de los problemas básicos, en término de atraer dólares al fisco, es el enorme tráfico subterráneo de bienes; tráfico que, de acuerdo a algunas fuentes, representa el 30 por ciento de la economía en general. El economista dice que esto representa un fracaso en integrar el sistema económico. Dice que en parte, por lo menos en el tráfico de bienes permitido por ley, la excesiva legislación laboral y social, el arduo proceso de obtención de permisos para comenzar un negocio al igual que la vigencia de las leyes de salario mínimo de Estados Unidos abonan a que crezca esta actividad subterránea.y

A la postre, Alemán dice que por mucho tiempo el gobierno “dejó todos sus huevos en la misma canasta” en cuanto a depender de secciones del Código de Rentas Internas de Estados Unidos para mantener el nivel de la economía, una tendencia que el economista traza al mismo lanzamiento de la “Operación Manos a la Obra”. La última de estas disposiciones o secciones fue la 936, que proveía incentivos contributivos; su eliminación llevó a un éxodo masivo de compañías y eliminación de empleos. La mayor presencia manufacturera extranjera es la farmacéutica y la de bienes electrónicos. Alemán lamenta como los dos partidos principales pierden su aliento al acusarse de ser responsables de la eliminación de beneficios y partes importantes de la economía. Por ejemplo, el PPD acusó a políticos del oficialista Partido Nuevo Progresista (PNP) por la eliminación de la Sección 936, mientras que el PNP sigue acusando al PPD por el éxodo de las bases navales norteamericanas del territorio puertorriqueño. El señalamiento deja entrever que, mientras tanto, no se ofrecen propuestas económicas efectivas que sustituyan estas fuentes económicas y de empleos.

No obstante la eliminación de la Sección 936, Puerto Rico ya estaba en camino rocoso al instaurarse el North American Free Trade Act (NAFTA) que le brindó status de nación preferida en términos de comercio con los Estados Unidos a varias naciones del hemisferio. Siguiendo esta política anti-barrera comercial, en otras negociaciones también se le otorgo este status a China.

Alemán dice que los recortes de empleados públicos de los últimos años, por lo menos a corto plazo, han tenido un efecto negativo sobre la economía y no han facilitado cambios beneficiosos en la economía. El economista dice además que la existencia de las corporaciones públicas y sus uniones laborales presenta un obstáculo al mejoramiento económico.