Dom11192017

Last update11:34:46 AM

  • ja-news-1
  • ja-news-3

52o Velorio de Reyes Orlando Añeses de la Rosa

  • PDF

altDesde muy pequeño recuerdo que al acercarse la fecha del día de los Tres Reyes Magos en casa de mi abuela en Aguadilla comenzaban a fluir los cuentos de los velorios de reyes. Con el pasar del tiempo supe que esta tradición era conocida como las promesas de reyes en otras partes de Puerto Rico. Recuerdo que en los relatos entre mi madre y mi abuela siempre sobresalía las historias del Velorio de Reyes de Orlando Añeses de la Rosa.

El pasado año tuve la oportunidad de asistir por primera vez a este velorio junto a mi familia y experimentar parte de esos relatos de mi abuela. Este año quise revivir la experiencia asistiendo al 52o Velorio de Reyes Orlando Añeses de la Rosa el miércoles 4 de enero 2017. En esta ocasión estuve presente con cierta curiosidad histórico-cultural procurando documentar esta tradición aguadillana. Esta promesa que, según las historias de mi abuela y mi madre, se realizaba originalmente en la plaza pública como una fiesta de pueblo. Recientemente la familia Añeses la ha retomado realizándola en el atrio de la Iglesia Católica de Aguadilla.

Puntual a las 8:00 de la noche llegaron a las escaleras del templo parroquial la familia Añeses y un nutrido grupo de personas que las acompañaba. Mientras la agrupación “Los Ángeles Prietos” entonaban aguinaldos a los Santo Reyes. Mientras en el atrio de la Iglesia un numeroso grupo de personas permanecíamos apostados esperando el arribo de los reyes. Situaciones que parecían estampas extraídas de alguno de los textos de Laguerre, de Méndez Ballester o del mismo Díaz Alfaro, bullían entre los presentes.

Respetando la tradición religiosa se rezaron tres rosarios alternados por sus correspondientes aguinaldos a los Magos de Oriente eran cantados por Los Ángeles Prietos quienes estuvieron presentes gracias a la colaboración del Instituto de Cultura Puertorriqueña. Mientras diversas delicias típicas se repartían entre los presentes. Varias bandejas de tembleque, sorrullitos, almojábanas, chocolate y café; eran servidas a todas las personas que allí nos encontrábamos.

Mientras todo este deleite de tradición sucedía en la Iglesia, el primer piso de la Casa Alcaldía estaba abierta con una Exposición Colectiva de arte y piezas de colección en honor a los Reyes Magos. Diversas pinturas alusivas a la epifanía, altares de reyes, muebles recreando una sala criolla y hasta la colección de afiches de Velorio de Reyes Orlando Añeses de la Rosa, se exhibían para el disfrute de los visitantes.

La cultura puertorriqueña está viva y mantiene su efervescencia con la preservación de tradiciones tan nuestras como esta. Muchas gracias a la familia Añeses por mantener viva esta tradición por más de 50 años. ¡Que Vivan Los Reyes!