Lun12182017

Last update10:00:40 AM

  • ja-news-1
  • ja-news-3

Pueblo desde un farol roto

  • PDF

altEl pueblo resiste en la colina;

su sol, sus amarillos de campo, sus leves verdes

el amargo bello de sed que hace de los días oración

y la todavía cárdena sombra del viento fuerte.

Anoche estaba dormido,

puede ver su camino fatigado y unido de sueños,

y la momentánea estrella lavada a desierto de niebla,

junto a los pocos peces de sus aguas.

Pasan los helicópteros,

y el aullido de las sirenas, tercas como sombrillas;

una línea áspera es la aparición de palomas

que comen del hambre de los que se abrazan.

En esta altura lastimada,

con su alma silvestre y su silencio

otro día deja brillos de minería, soledad de visión,

los árboles caídos van fundiendo la memoria,

nadie viene a la esperanza.