Mié08152018

Last update03:47:25 PM

  • ja-news-1
  • ja-news-3

Milagros errantes

  • PDF

altHermoso pie, cansado,

este piélago bajo lámparas que trae la luna;

como un templo triste, el aire entero,

va creando su pájaro de sed, y su colina.

Busco silencio.

Sí,

vuelvo a hablar del atardecer,

soy el amigo que repite su corteza de rostros,

sigo de pie en este galeón de heridas naturales,

con apenas dos canciones entre ojos desvalidos

cantando y cantando,

este olor de tierra, que sabe amar y equivocarse,

desprendido de iluminación.

¿Qué me trae,

este brazo incomprendido de nubes, en duna de incendio?

¿Esta palabra que destruyo con la ternura de búsqueda?

Mala hora para sentirme humano:

me va sintiendo el cielo,

por necesidad.