Sáb02222020

Last update01:10:48 PM

  • ja-news-1
  • ja-news-3

Un pescador

  • PDF

altRecuerdo hace años un pescador que nos atrapó con la red de su sonrisa,

pero esa simpatía desapareció como una sirena que se hunde en el mar,

cuando a pleno sol rechazó usar su yola

para llevarnos al islote que se divisaba en el horizonte.

Con voz cortante me advirtió que venía una tormenta.

Mi mirada incrédula la respaldaba un mar en calma,

la tranquilidad del viento en mi pelo,

una luz que descifraba secretos,

un cielo tan despejado

que parecía que nunca había oído la lluvia.

Pero en menos de diez minutos el cielo se enluto ,

marejadas furiosas devoraron el islote,

se tragaron la respuesta de los horizontes

y el asombro invadió mis palabras .

.

Regrese escoltada por la lluvia,

a preguntarle como pudo anticipar lo invisible,

como supo que aquellas mansas nubes,

iban a rebelarse torrencialmente.

que el mar iba a oírse a lo lejos

y que las sombras iban a enredarse en los remolinos.

Como sí estuviera escuchando sus latidos,

me contestó " es que oí hervir al mar".

Entonces comprobé lo sabio que son muchos de nuestros pescadores.

Entonces comprendí que llevamos adentro mares que hierven.

y pescadores que viven en cada uno de nosotros.

Y no nos damos cuenta.