Mar11212017

Last update10:49:38 AM

  • ja-news-1
  • ja-news-3

Historia del surfing en Rincón

  • PDF

altaltEl año 1968 fue uno de luchas, guerras, Vietnam, cambios políticos, Nixon, Ferré, Luther King, el Black Power, revueltas, huelgas universitarias en Francia, en México, en España y en Puerto Rico. En la literatura, García Márquez con Cien años de soledad; en la música, The Beatles, The Rolling Stones y Black Sabbath. Los hippies pululaban por todas partes y en los deportes, se celebraban las olimpiadas en México y los juegos invernales en Francia.

Mientras todo este torbellino merodeaba el mundo entero, muy al oeste de Puerto Rico, un pueblito se posicionaba ante los ojos del mundo por llevar a cabo las cuartas competencias mundiales de surfing, estas fueron a su vez las primeras competencias internacionales en Puerto Rico. El surf cambió la historia, la cultura y la sociedad de este pueblo, Rincón.

El surfing en Puerto Rico comienza a finales de los años 50 en las costas del noroeste de la Isla desde donde se fue expandiendo. Del 7 al 14 de noviembre de 1968 se celebran las competencias mundiales de surfing en Rincón. Este evento fue el cuarto a nivel mundial, ya que anteriormente habían sido celebradas en Sidney, Australia en 1964, en 1965 fueron celebradas en Lima, Perú y en 1966 se celebraron San Diego, California. Las competencias celebradas en Rincón fueron las primeras competencias mundiales celebradas en Puerto Rico y en el Caribe. Estas fueron realizadas mayormente en Domes y playas cercanas. Los ganadores de estas competencias fueron por el hawaiano Fred Hemmings y la Margo Godfrey de California.

Un total de 17 países estuvieron representados en IV Campeonato Mundial de “Surfing”, en el 1968 en Rincón. El Sr. José Rodríguez (presidente en ese momento de la Federación Puertorriqueña de Surfing), junto a representantes del Departamento de Turismo y de la Cervecería Corona Inc. (auspiciadores del evento), anunciaban la competencia que se realizaría por vez primera en Puerto Rico. El sábado 2 de noviembre de 1968 el periódico El Mundo publicaba una escueta nota al pie de una foto destacando la llegada de la delegación de la British Surfing Association que venían a participar de las competencias en Rincón. El australiano Robert “Nat” Young, quien era el campeón mundial del 1966, llegó a la isla con una semana de antelación para entrenar y conocer las olas de la costa rincoeña.

Este evento fue toda una novedad para los rincoeños que observaban con curiosidad a los jóvenes que se paseaban por las calles del pueblo. El 7 de noviembre de 1968, a las 6:00 de la tarde fue la conferencia inaugural en la plaza pública de Rincón. En ese momento se izaron las banderas de los diversos países participantes y se presentaron sus delegaciones. El antiguo teatro del pueblo fue también escenario del evento, con la presentación de la película “Free and Easy”. La misma mostraba los estilos de vida y las costumbres de los “surfers”. Aunque los cuarteles generales del evento eran en el Hotel Mayagüez Hilton, los competidores se hospedaron en el Hotel Villa Cofresí y en Punta Higuera.

El lunes 11 de noviembre de 1968 el periódico El Mundo reseñaba el evento destacando que millares de espectadores estuvieron presenciando las competencias. Pero las olas durante los primeros días estuvieron en calma creando la expectativa y el suspenso del evento. La tranquilidad del mar permitió entonces realizar otras competencias como: competencias de remos (o el conocido “paleteo” acostados en la tabla) y de “postas” o relevos en otros deportes. Finalmente el mar ofreció olas de hasta ocho pies el último día del campeonato.

Las competencias del 68 en Puerto Rico estuvieron marcadas por desacuerdos entre los surfers pero algo es seguro, este deporte llegó para quedarse en Rincón cambiando así la cultura, la forma de hablar, de vestir de los rincoeños y convirtiéndose en un estilo de vida. Hoy varias de las playas de Rincón son conocidas a nivel mundial. Ejemplo de esto son Domes con una ola derecha, consistente de 3- 10 pies o Tres Palmas que es la ola más grande del Caribe. Gracias a estas playas y al estilo de vida que a calado en el pueblo, Rincón se ha ganado el título de La capital del surfing.