Mié08162017

Last update06:55:10 AM

  • ja-news-1
  • ja-news-3

Duarte en el pensamiento dominicano

  • PDF

alt“Duarte que duro recordarte cuando nadie recuerda

Y eso, que tú eres el ejemplo de cuanto dice Patria

Para todos los tiempos”

Wilfrido Vargas

La historiografía dominicana ha sido nutrida de varios episodios que han trastocado el sentir del su pueblo. El desarrollo de la nación dominicana es único en su clase y, por supuesto, ha tenido acontecimientos claves para formar lo que es hoy la nación Dominicana. Cada nación resalta a los hombres y mujeres sobresalientes en las luchas de liberación e independencia, y el Santo Domingo español no es la excepción. Los ciudadanos dominicanos enaltecen la figura de Juan Pablo Duarte. Un ilustre que luchó por la liberación de la Dominación Haitiana de 1801 y 1805, estos últimos dirigidos por el Presidente Jean Pierre Boyer.

Boyer invadió los predios del Santo Domingo español (actual República Dominicana), expulsando a los españoles en el 1821. Tanto en Haití como en los territorios ocupados en Santo Domingo creó la boyanera; que era una repartición de tierras a los ciudadanos de aproximadamente cinco hectáreas de terreno. La Revolución Haitiana no fue solo un proceso que dio comienzo al movimiento revolucionario, sino que fue el detonante de la actuación de individuos descontentos con un régimen que los oprimía. A finales del siglo XVIII, se organizan las fuerzas esclavas en el norte de la isla de San Domigue (actual Haití) y formaron una revuelta de esclavos rebeldes ante la opresión esclavista del régimen de los grand blancs (grandes blancos), dueños de ingenios azucareros. El evento de los esclavos rebeldes se unió a los reclamos de los grands blancs que estaban luchando en Francia por más autonomía local y los mulatos principalmente dueños de ingenios en el sur de la isla de Haití, que exigían la independencia del régimen francés en el lado de la isla de La Española.

Una vez ya las fuerzas haitianas en territorio dominicano, estas deciden tomar medidas de colonialismo en la misma. Algunas de estas fueron: hacerse enemigos de la iglesia católica, el cierre de la universidad y la prohibición de libertades, como la de expresión y los juegos de gallos. Estos fueron eventos que dieron pie al origen de algunas sociedades conspirativas como la Trinitaria fundada por Juan Pablo Duarte.

La figura de Juan Pablo Duarte, como padre de la patria dominicana, se origina por sus contantes luchas para expulsar las fuerzas haitianas del territorio dominicano. La fibra independentista nació con un evento que cambió la vida de Duarte; el cierre de la universidad de Santo Domingo por órdenes del gobierno de Boyer para el 1822. Gobierno que se caracterizó por su despotismo. La Universidad de Santo Domingo fue la primera en establecerse en América esto para el año de 1538. No obstante, fueron los viajes de estudio al extranjero que le dieron a Duarte un modelo a seguir como organizador de una fuerza nacional en su país.

Como afirma Carlos Federico Pérez en su texto El pensamiento y la acción de Juan Pablo Duarte,

No es poco lo que la carencia de datos acerca de Juan Pablo

Duarte, en proporción a las dimensiones que alcanzó su figura,

entorpece una penetración más minuciosa en su personalidad, su

pensamiento y su acción; carencia relativa que se siente más a

medida que la pesquisa histórica resulta estimulada por el análisis

que establece correspondencias entre las noticias disponibles y sus

proyecciones no sospechadas hasta época reciente.

Fueron sus viajes a Nueva York, Inglaterra, Paris y España, los cuales enriquecieron su sentir filosófico y político. En su estadía en el estado de Nueva York aumentó sus estudios en inglés y geografía universal. Durante este mismo periodo Juan Pablo tuvo la experiencia de contemplar los procesos democráticos del norte de los Estados Unidos, estando presente en la elección del Presiente Andrew Jackson. En contraste, en la visita a Inglaterra pudo conocer la presencia de un monarca después de la Revolución Gloriosa. No obstante, durante sus días en Paris, se perfeccionó en el idioma francés y fue testigo de la Revolución de Julio. Con este recogido de ideas llega a España donde terminó sus estudios universitarios en matemáticas y filosofías. Con todas estas experiencias ganadas regresa a su tierra, donde encontró lugar para poner sus ideas novedosas en marcha.

A su regreso a La Española decide ingresar al Ejército liberal haitiano, este buscaba luchar en contra del poder de Boyer. Con el entrenamiento militar pudo aprender técnicas de defensa y lucha. Junto a las tácticas incorporó a ciudadanos a la lucha por la causa, creando así sociedades secretas como La Trinitaria.

La Trinitaria agrupaba a hombres que luchaban por la causa de la independencia dominicana, es decir, la expulsión de las fuerzas haitianas y el retorno de las leyes y libertades de la independencia nacional. Aunque las mujeres no participaban directamente de La Trinitaria, participaban con la ayuda y búsqueda de municiones, fondos y armamento para la lucha de los trinitarios. Como dato curioso, La Trinitaria utilizaba el teatro como foro educativo para que llegase a las masas populares la razón de la lucha.

Con la lucha y participación monetaria de varios sectores descontentos con el régimen de Boyer, la lucha de los trinitarios junto a Duarte se logró. A pesar del tiempo que le tomó, la persistencia de los grupos y la educación implantada a las masas populares fueron las que dieron el triunfo.

La figura de Juan Pablo Duarte le demostró al pueblo dominicano que, a pesar del tiempo, la persistencia de este fue importante para el triunfo de sus objetivos. A pesar de los retos vividos como viajes, su vida como militar, el desarrollo de La Trinitaria, múltiples exilios y sus luchas continuas, ayudaron a crear el líder por excelencia que fue. Generalmente la historiografía dominicana se encarga de engrandecer la figura de Duarte. No hay duda de que con su gran intelectualidad a temprana edad, fue todo un luchador por la libertad de su patria. Sin embargo, por la continua persecución por parte del ejército haitiano la documentación de las luchas de Duarte es minina. La hermana de este, Rosa Duarte, ejerció como historiadora dejando como legado una historia documental de primera mano de los eventos que sacudieron la historia dominicana y la participación de su hermano en el proyecto de la lucha por la independencia Dominicana. Con su lema Dios, Patria y Libertad, fortaleció la construcción de República Dominicana como la conocemos hoy.

Actualmente, hombres y mujeres de nacionalidad haitiana, luchan para poder postergar la ciudadanía dominicana para sus hijos, que han nacido en suelo dominicano. No obstante, el gobierno quiere eliminar el derecho jurídico de la ciudadanía dominicana a hijos de padres haitianos nacidos en la República Dominicana. Sin duda es un retroceso a las contantes luchas por los derechos humanos. Sin embargo, la mayoría de los dominicanos apoyan este proyecto por su conciencia histórica, de lo que fue la Invasión Haitiana en el siglo XIX.