Mar07162019

Last update12:31:55 PM

Política

Editorial: Rosselló y los 12 hermanos: la importancia de la protesta, pero también de un plan de transición. En los últimos tres días

  • PDF

alt(San Juan, 9:00 a.m.) Tenemos que comenzar a aceptar el hecho de que la sociedad civil se ha convertido en autónoma del gobierno y los partidos políticos, y está exigiendo por todos lados, la renuncia del gobernador Ricardo Rosselló. Desde la Iglesia Discípulos de Cristo hasta los manifestantes, pacíficos o no, que protestaron en el día de ayer en el Viejo San Juan, la gente está pidiendo su renuncia.

La salida del gobernador Rosselló se puede materializar de dos formas: por vía de su renuncia voluntaria o por vía de un proceso de residenciamiento. En ambos casos, el gobernador Rosselló tendría que dejar el cargo. Ahora bien, en la lógica de bienestar de país, que no se interrumpan las operaciones y urgencias diarias, lo mejor podría ser un proceso ordenado de residenciamiento, toda vez que se establece el marco sucesoral según la constitución del país. Pero lo más importante es que hoy hemos establecido la pauta de que ante la mala administración, los gobernantes de turno deben dejar su puesto. Se trata de un “voto revocatorio” de pueblo, de país.

Establecido lo anterior, la protesta social no necesariamente coincide con los procesos y formalidades del derecho. De esta forma, la protesta callejera, en cualquier modalidad, pero que exprese el descontento con la situación actual de país, merece ser como mínimo comprendida y como máximo, apoyada. Reconocemos que las imágenes de anoche en el Viejo San Juan pueden ser complicadas y a veces confusas. Pero estamos en un momento donde el descontento se está expresando de distintas formas y maneras.

Leer más...

Editorial: Rosselló y sus 12 hermanos: renuncia y destierro en sus últimos 4 días de gobernador

  • PDF

alt(San Juan, 9:00 a.m.) Las manifestaciones de protesta en el día de ayer, tanto en Puerto Rico como en Nueva York reflejan el descontento popular con la figura de Ricardo Rosselló, cuyo gobierno hoy tiene severas imputaciones y acusaciones de corrupción; por otro lado, la revelación de un cuarto de discusión digital (chat) releva su pobre carácter para gobernar el país. Ante esto, el reclamo inicial de este medio de noticias, fue su renuncia. Hoy dicha posición se conjuga con la postura tanto del partido en el poder, Partido Nuevo Progresista, de iniciar un proceso de juicio político, residenciamiento.

Ahora bien, luego de las protestas de ayer, personas como Ricardo Rosselló o los 12 hermanos que de una forma u otra participaron en el chat, ¿se pueden estos quedar a tener una vida normal en Puerto Rico y tener contratos con los municipios de su partido o con la legislatura? No nos parece. Pedimos hoy que se les aplique la sanción del ostracismo o destierro. Que se muden a Florida, EE.UU, a vivir. Pero el delito de depravación moral, el cual en el consenso sería el que le aplicaría al gobernador Rosselló para un juicio político en su contra, debe conllevar una expulsión de su entorno.

No hablamos del chat, hablamos también de los $18 millones de dólares en contratos que negociaron los hoy seis acusados por el gobierno federal de actos de corrupción. Todo esto en menos de tres años de gobernación. Por lo tanto, y de forma llana, de la misma forma que el PNP ya ha aceptado que el juicio político se habrá de imponer contra el aún gobernador, debemos de exigirle a los legisladores que más allá de la remoción del puesto, también haya alguna medida que lo prive de vivir de los fondos públicos en el futuro.

Leer más...

Editorial Ricardo Rosselló: solo, encerrado en la Fortaleza y a ley de 5 días de renunciar ¡Que renuncie hoy!

  • PDF

altEn el día de ayer, en apariencia, el gobernador de turno Ricardo Rosselló se quedó solo. Decimos en apariencia, pues solo escuchamos que los sectores institucionales del Partido Nuevo Progresista (PNP) le han quitado el apoyo, le han pedido que no vaya a la reelección, y algunos le han pedido que renuncie. No sabemos que dice la base del PNP, o la del Partido Popular Democrático, o la del Partido Independentista Puertorriqueño o la del pueblo en general.

A Puerto Rico entero, fuera de las líneas ideológicas, le conviene hoy que Ricardo Rosselló renuncie y deje atrás su vinculación con el gobierno. Le conviene porque un país no puede tener a un gobernante que no pueda controlar la corrupción. Que luego de tantos años de luchar contra la corrupción la tolerancia popular ya ha colmado la copa del pueblo, y pedirle la renuncia hoy es lo más cercano a un voto revocatorio. De eso se trate, de adelantar nuestra noción de vida democrática, donde si un gobernante como Rosselló lo está haciendo mal, y le hemos dado todas las oportunidades, entonces debemos pedirle la renuncia como una forma de revocar su mandato.

Lo anterior no excluye otras consideraciones en torno al “Chat de los Hermanos”, en el cual 13 personas, algunos de ellos funcionarios públicos, todos hombres, participaron para “liberar el estrés”. El problema del chat es que nos fuerza hoy a investigar punto por punto si las conversaciones sostenidas por ellos, fueron implementadas. De serlo, habría múltiples actos de violación de ley y de reclamos de violación a los derechos civiles de las personas afectadas. Ante este cuadro, la mera presencia de Rosselló se convierte en una distracción. El chat tiene potencialmente hablando las bases de ser un nuevo tipo de carpeteo ideológico, el cual tenemos que investigar para saber si se implementó y si tuvo consecuencias para terceros.

Leer más...

Editorial: Ricardo Rosselló, 889 páginas y sus últimos seis días: ¡Que renuncie hoy!

  • PDF

altGracias a los colegas Carla Minet y Luis J. Valentín Ortiz del Centro de Periodismo Investigativo, hoy tenemos un cuadro mejor del carácter de Ricardo Rosselló Nevárez. Nos reiteramos, no puede seguir gobernando. Esencialmente, porque es un mal administrador, una persona sin criterios, y porque no tiene la capacidad de dirigir al país a la altura del Siglo XXI. Hoy Puerto Rico no necesita de sexistas, machistas, misóginos, ni personas que crean en acosar y maltratar de palabras a otros. El país necesita otra calidad de vida, dirigida por otros y otras gobernantes.

No es aceptable para nadie, que utilicemos fondos públicos para enriquecer a nadie de forma privada. Ser un mal administrador, el Sr. Rosselló Nevárez, es lo que ha permitido que personas como Julia Keleher, Ángela Ávila y Alberto Velázquez Piñol, entre otros, se hayan enriquecido con cerca de $18 millones de dólares. Pero el “Chat de los Hermanos”, abre otros cuestionamientos que como bien indican los colegas del Centro de Prensa Informativo, son en violación del leyes locales, en particular la Ley de Ética Gubernamental de Puerto Rico.

Leer más...

Editorial: Rosselló, el perdón y sus últimos siete días en la gobernación

  • PDF

alt(San Juan, 9:00 a.m.) Ricardo Rosselló no puede continuar gobernando el país. No por los chats del servicio Telegram. Su renuncia es necesaria porque es un mal administrador que permite que sus amigos controlen la función pública, y en el proceso ante pobre supervisión de los departamentos que conforman el poder administrativo, personas como Ángela Ávila, Julia Keleher y Alberto Velázquez Piñol, entre otros, se apropian de fondos públicos. Ese es el meollo de la crisis. Su renuncia es necesaria para forzar al país a un cambio de dirección.

Hoy, tanto la derecha como los liberales y algunos sectores de la izquierda, han demostrado que en mayor o menor grado, las malas prácticas de administración de la gestión pública, son razón de ser de que el país no avance. Sectores como el Partido Nuevo Progresista (PNP) han demostrado que en los pasados 28 años, la gestión publica va continuamente ligada de procesos de corrupción. No es solo Ricardo Rosselló, es también Luis Fortuño y Pedro Rosselló, quienes durante sus cuatrienios demostraron que la corrupción está íntegramente ligada a la gestión pública. Pero también lo demostraron Aníbal Acevedo Vilá y Alejandro García Padilla ambos del Partido Popular Democrático (PPD).

De otra parte, nadie debe olvidar a la figura siniestra de Alberto Velázquez Piñol, persona que carece de educación formal alguna más allá de cuarto año, y a quien relaman de “experto” en administración de fondos federales, quien participó en otros esquemas de corrupción bajo la administración de Luis Fortuño que no culminaron en acusación, pese a haber sido discutidos en la prensa de forma abierta. ¿Nos olvidamos de que éste era el consultor que venía parte de la semana a Puerto Rico y la otra la vivía en los EE.UU. y cobraba millones por su gestión? ¿Quién se olvidó de Velázquez Piñol? Ricardo Rosselló. Por razones que no sabemos anoche su alocución televisiva simplemente alegó que era conocido por Luis Fortuño y que por eso trabajaba con él hoy.

Leer más...

Más artículos...