Jue05252017

Last update06:43:23 AM

Política

La izquierda y el independentismo en la política como pasatiempo

  • PDF

alt(San Juan, 9:00 a.m.) Una vez más reducimos una lucha colectiva a un acto simbólico sin ningún resultado. Tal parece que la izquierda puertorriqueña está condenada a ser como un personaje teatrero de esquina representando luchas, haciendo gestos repetitivos y aparentando que algo se ha hecho ante el embate de la alianza neoliberal. Mientras que los que están alineados con el proyecto neoliberal, que está más fuerte que nunca en nuestra isla, se reparten el poder, creando legislación, elaborando planes y colaborando activamente con la junta de control fiscal, la izquierda se convoca a una nueva marcha, un nuevo intento por entrar en el capitolio, un nuevo gesto vacío que, sabemos, no tendrá ningún impacto en la realidad política del país.

Thomas Rivera Schatz, el presidente del Senado, anuncia que van a enmendar la ley del plebiscito para incluir la definición del estatus actual en el mismo. El nombre que van a utilizar en la papeleta será “estatus territorial”, la explicación es que ese es el mismo nombre utilizado en la carta del Departamento de Justicia Federal. El Partido Popular Democrático (PPD) alega que se debe utilizar el nombre del estatus que es Estado Libre Asociado (ELA). El Partido Nuevo Progresista (PNP) no va a utilizar ese nombre por una razón obvia, si coloca ese nombre en la papeleta la estadidad no gana. El Partido Independentista Puertorriqueño (PIP) dice que se va a hacer un boicot contra el plebiscito a causa de las enmiendas para incluir el actual estatus colonial. Una vez más otro gesto vacío. La política como pasatiempo del que no tiene mucho que hacer y se va a oponer para que no cuente su opinión. Sabemos lo que va a pasar, la gente va a votar de todas maneras, lo hicieron antes y lo volverán a hacer. El PIP será, de nuevo como en el 1967, el protagonista de un boicot que no tendrá efecto alguno.

Leer más...

Carta abierta al presidente de Panamá, Juan C. Varela

  • PDF

alt‘Nos dominan más por la ignorancia que por la fuerza'

Simón Bolívar.

El 5 de abril le hicimos llegar al presidente Juan Carlos Varela una Carta Abierta sobre Venezuela, suscrita por organizaciones y ciudadanos panameños y extranjeros, de la cual no ha dado cuenta nuestra prensa escrita.

Paradójicamente, solo El Post Antillano, de Puerto Rico, la publicó inmediatamente, dándonos sus intelectuales y periodistas un digno ejemplo de independencia (http://elpostantillano.net/politica/19141-julio-yao-villalaz.html).

¿Por qué paradójicamente? ¿Por qué independencia? Porque Puerto Rico no la tiene y por eso se la valora más. Sería un grave riesgo para un portorriqueño divulgar, por ejemplo, los objetivos del Comando Sur de desestabilizar y encabezar una invasión a Venezuela (http://globovision.com/article/venezuyela-rechaza-comunicado-emitido-por-el-comando-sur-de-ee-uu).

Leer más...

Las guerras de Donald Trump, consecuencias para el Caribe

  • PDF

(San Juan, 11:00 p.m.) Acosado por sucesivas derrotas en el Congreso –el rechazo a su proyecto de eliminar el Obamacare- y en la Justicia, por el tema de los vetos a la inmigración de países musulmanes, Donald Trump apeló a un recurso tan viejo como efectivo: iniciar una guerra para construir consenso interno. El magnate neoyorquino estaba urgido de ello: su tasa de aprobación ante la opinión pública había caído del 46 al 38 por ciento en pocas semanas; un sector de los republicanos lo asediaba “por izquierda” por sus pleitos con los otros poderes del estado y sus inquietantes extravagancias políticas y personales; otro hacía lo mismo “por derecha”, con los fanáticos del Tea Party a la cabeza que le exigían más dureza en sus políticas anti-inmigratorias y de recorte del gasto público y, en lo internacional, ninguna concesión a Rusia y a China.

Leer más...

¿Respalda el sindicalismo Boricua la huelga en la UPR?

  • PDF

alt(San Juan, 9:00 a.m.) Durante más de un Siglo, las uniones obreras le vienen sirviendo bien al trabajador puertorriqueño. Son muchos los beneficios económicos y sociales que las mismas han conseguido para sus miembros.

El sindicalismo en Puerto Rico, comenzó a finales del Siglo XIX. Muchos trabajadores y artesanos se unieron a gremios que además de regular su oficio, buscaban el bienestar de los agremiados. El sindicalismo tal como lo conocemos hoy, se fortaleció en Puerto Rico después de la llegada de Santiago Iglesias Pantín. Santiago Iglesias había sido expulsado de Cuba, pero a su regreso a Europa (Inglaterra), pudo quedarse en Puerto Rico. Los motivos de su llegada han sido ampliamente discutidos. Algunos argumentan que su deseo por trabajar en pro de los trabajadores fue el motivo de su llegada. Otros, un poco más radicales, han dicho que era un espía del gobierno de Estados Unidos en Cuba y que vino hacer lo mismo a Puerto Rico. El gobierno de Estados Unidos lo liberó poco después de la invasión de 1898.

Leer más...

LA COLONIA ES COLONIA NO IMPORTA COMO SE DISFRACE

  • PDF

alt(San Juan, 11:00 a.m.) Existe un refrán español utilizado en toda América Latina que dice: La Mona es Mona y aunque se vista de seda, Mona se queda. Aunque el mismo, en su concepción original, fue dirigido a los seres humanos exclusivamente, su significado se puede aplicar a concepciones abstractas, como lo es el colonialismo. Aplicando el refrán al colonialismo podemos concluir que en el mismo no existen gradaciones. No importa cuántos cambios haga el imperio, mientras se reserve la soberanía para sí, el territorio seguirá siendo colonia. Esto, es lo mismo que ha ocurrido en Puerto Rico con Estados Unidos a través de su trayectoria histórica desde inicios del Siglo XIX.

El 12 de abril de 1900, el Congreso de Estados Unidos aprobó la Ley Foraker. Con esta ley, el Congreso estableció un “gobierno civil” en la Isla, pero el presidente de Estados Unidos se convirtió en un dictador para Puerto Rico. El Congreso continuó ejerciendo la soberanía sobre la Isla. La situación colonial tomó visos de legalidad en Estados Unidos.

Leer más...

Más artículos...