Lun11202017

Last update01:26:15 PM

Cuba ratifica en Ecuador posición histórica contra el coloniaje

  • PDF

Quito, 30 may (PL) El embajador alterno de Cuba ante la Organización de Naciones Unidas, Oscar León, afirmó hoy aquí que su país ratifica la posición histórica contra el coloniaje y aspira a su erradicación total.

León refirió en declaraciones a Prensa Latina que esa es la visión de la isla como vicepresidenta del Comité Especial sobre Descolonización de la ONU, que sesiona en esta capital como parte de un Seminario Regional.

El alto funcionario señaló que la participación activa de Cuba en este organismo es para hacer cumplir los principios de la Carta de la ONU sobre la libre determinación de los pueblos a su soberanía.

Ratificó el calificativo de vergüenza para la humanidad expresado por el canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño, en esta jornada al referirse a la persistencia de este fenómeno en la realidad del mundo actual y en particular en las Islas Malvinas y Puerto Rico.

Precisó que el tema puertorriqueño ha estado vinculado incluso a la historia nacional de su país, ya que el Partido Revolucionario Cubano, fundado en 1892 por José Martí, tenía entre sus objetivos luchar por la independencia de las dos islas caribeñas

Respecto a las Malvinas, expuso que la soberanía del pueblo argentino sobre este enclave ultramarino ha merecido el respaldo de la comunidad regional en distintos foros y también de Cuba.

Señaló que aunque no será fácil abolir esta situación, mucho se ha avanzado mucho con respecto a 1960.

El diplomático apuntó que su país acoge las muestras constantes de solidaridad desde Ecuador y en particular su respaldo al reclamo para que sea desocupada la base naval de Estados Unidos en Guantánamo, en Cuba, donde fue instalada una cárcel para presuntos terroristas.

Precisó, sin embargo, que ese enclave militar estadounidense no está incluido entre la lista de lugares no autónomos.

Este Comité Especial de la ONU sesionará en esta capital hasta el próximo viernes a puertas cerradas con la asistencia de los países representados en este órgano para abordar esta situación, que padecen 16 territorios y unos dos millones de personas en el orbe.