Mié11202019

Last update07:48:26 AM

Editorial: Es momento de desobedecer al amo

  • PDF

(San Juan, 9:00 a.m.) En el día de ayer, el Senado de los EE.UU. aprobó el proyecto PROMESA, el cual había originado en la Cámara de Representantes federal. Dicho proyecto establece una Junta de Control Fiscal Federal para supervisar al gobierno de Puerto Rico, y la forma en que este se desempeña. Pero tal vez lo más crucial de la conversación es el hecho que una junta de siete miembros, nombrada por el presidente de los EE.UU. tendrá la capacidad de determinar los gastos y presupuestos del gobierno de la isla. En particular quien, entre bonistas y gobierno de la isla, habrá de cobrar primero.

Para nosotros aquí en El Post Antillano, que nos hemos opuesto vehementemente a cualquier forma de colonialismo, este nuevo capítulo es simplemente uno más en la larga relación colonial de Puerto Rico con los EE.UU. Se trata de una relación de amo, Washington, y esclavo, Puerto Rico.

Siendo esta una relación entre un gobierno autoritario y despótico, y un pueblo esclavizado, es momento de medir y ponderar de forma profunda cual debe ser nuestra respuesta. Y atención, que no debe de haber una sola respuesta en específico, pues no somos un pueblo homogéneo. Somos muchos pueblos, mucha gente, muchas personas, en un solo pueblo.

Pero pese a todas las respuestas, sí debemos de estar claros, preclaros, que nuestro deber es desobedecer al amo. Que cada cual piense, desde la persona, hasta el colectivo, como lo hará. No hay formas ni guías precisas. Pero, distinto a otra etapa donde nuestros ancestros vivieron confundidos con el amo y su poder, entre el 1898 y el 1930, es momento de responder, de forma inteligente y creativa, contra esta nueva forma de dominación colonial que nos devuelve a un momento horrible de nuestro pasado, cuando Washington nos dirigía desde la Casa Blanca.

Piensa. Actúa. Desobedece al amo.