Dom05262019

Last update09:48:53 AM

Juan Carlos Varela, Presidente de Panamá y el Opus Dei

  • PDF

(San Juan, 11:30 a.m.) El presidente de Panamá, miembro del Partido Panameñista, Juan Carlos Varela le sucedió en la presidencia de la nación a Ricardo Martinelli, del Partido Cambio Democrático. Martinelli es un multimillonario empresario, dueño de una cadena nacional de supermercados y accionista en muchas empresas cuyo gobierno se caracterizó por la construcción de mega obras, (Metro de Panamá, continuó la Cinta Costera y continuó con la ampliación del Canal de Panamá. Todas estas gigantescas obras fueron financiadas con la emisión de bonos, lo que significa tomar dinero prestado y aumentar la deuda pública.

Aunque todo ésto parezca bien, su gobierno se caracterizó por una marcada corrupción por parte de él mismo y por gran parte de su familia y otros miembros de la oligarquía panameña. Martinelli había llegado al poder, impuesto por Estados Unidos, en lo que ya se conoce como el Pacto de la Embajada de USA. Como resultado de este pacto, se estableció una alianza con el Partido Panameñista. Este pacto impuso a Ricardo Farinelli como presidente y como vicepresidente a Juan Carlos Valera. La alianza se rompió dos años después, pero Valera continuó como vicepresidente porque había sido electo por el pueblo. Fue destituido de la Cancillería, por ser éste un cargo de nombramiento presidencial.

En las elecciones presidenciales de 2014, Varela fue electo presidente. Es es un multimillonario miembro de la oligarquía que controla Panamá. Es codueño de las empresas Varela Hermanos, la empresa de licores más grande de Panamá.

Su gobierno en estos primeros dos años se ha caracterizado por la lentitud en la toma de importantes decisiones, por el nepotismo y por muchos escándalos de corrupción.

Es un ferviente católico, miembro del Opus Deis, organización económica (¿mafia económica?) de la poderosa Iglesia Católica. Es un gran defensor del “papado” dentro de la iglesia y ha utilizado muchos recursos económicos en viajes a Europas, siguiendo al papa Francisco, con quien se ha reunido en varias ocasiones. Su último viaje fue a Polonia a la reunión de la Juventud Católica. A este viaje asistió con su esposa, acompañado de un nutrido grupo de funcionarios de su gobierno y miembros de la seguridad.

Allí consiguió, junto a los jerarcas católicos de panameños, que la próxima reunión de esta organización religiosa se celebre en Panamá. Valera es un destacado miembro de la controversial organización católica Opus Dei. Después de la Segunda Guerra Mundial, esta organización, con gran influencias políticas-económicas, apoyó los gobiernos de ultraderecha y las dictaduras racistas de Europa, como la de Franco en España.

Actualmente, sus miembros son defensores del neoliberalismo rampante. Aunque en sus estatutos dicen que el reclutamiento de nuevos miembros puede ser de distintas clases sociales, en realidad son miembros de una élite económica e intelectual. Sus riquezas están calculadas, libres de impuestos en más d trescientos ($300) millones de dólares. La orden goza de mucha independencia de la iglesia católica y muchos de sus miembros son líderes mundiales en términos económicos y polίticos.