Mar04252017

Last update01:07:47 PM

Para decirle adiós al PNP, hay que votar en el plebiscito de junio

  • PDF

alt(San Juan, 9:00 a.m.) El Partido Nuevo Progresista (PNP) se prepara para una lenta y larga muerte con el plebiscito de estatus propuesta para el próximo verano. En dicho proceso, establecido por la aprobación del proyecto del senado 51 (PS51), el PNP se propone consultar, una vez más, a los puertorriqueños sobre el asunto del estatus. La propuesta, que aparentemente es fruto de la incapacidad de la Comisionada Residente, Jennifer González, de presentar un proyecto de admisión a favor de la Isla en el Congreso, establece que los boricuas podrán elegir entre dos opciones: Estadidad o Soberanía Separada.

Aparentemente el proyecto de fruto de la incapacidad del PNP para cumplir su promesa porque en la campaña electoral la propuesta de dicho partido fue la de solicitar la admisión por medio del “Plan Tennessee”, sea lo que quiera decir dicha expresión. A menos de un mes de estar en el poder el PNP decidió no cumplir dicha promesa y embarcarse en otro plebiscito, ya van cinco, sobre el estatus.

La propuesta de consultar al pueblo eliminando la alternativa del Estado Libre Asociado, alternativa que fue derrotada mayoritariamente en el 2012, dejará sólo dos posibles alternativas para los puertorriqueños. La Estadidad, que es la admisión a la unión de estados de los Estados Unidos, con iguales derechos y deberes, como enfatizan en el proyecto los miembros del PNP, y la Soberanía Separada con dos formas alternativas que son la Libre Asociación y la Independencia.

Tal y como indican en su proyecto el senado del PNP admite que, si se computan los resultados del 2012 como a ellos les gusta, la libre asociación obtuvo un 33% del voto y la independencia un 5% del mismo. Esto significa que en el 2012, ante la inexistencia de otra alternativa y más de 400 mil votos en blanco, la Soberanía Separada obtuvo un 38% del voto. Con este resultado el PNP, aun así, se lanza en la aventura de un plebiscito que deje a los boricuas sólo con dos alternativas con el riesgo de sacar más de un 40% del voto una petición de Soberanía Separada lo que cerraría permanentemente las puertas a la estadidad.

Los procesos de anexión en Estados Unidos no son comunes. La última vez que se admitió a un estado nuevo fue hace más de cincuenta años, en agosto del 1959 fue admitido el estado de Hawái luego de un voto a favor de la admisión con el 93% de apoyo. El proceso de dicho estado fue acompañado por la admisión de Alaska, en enero de 1959, que se aprobó en un referéndum en 1958 por un voto de 6 a 1. La admisión de Alaska y Hawái fueron las primeras en 47 años luego de las de Nuevo México y Arizona en 1912. Como se ve el patrón las admisiones se hacen en función de los intereses de los partidos mayoritarios de los Estados Unidos, de dos en dos, asegurando que no se altere sustancialmente el balance de poder en el Congreso a favor de uno de dichos partidos.

En Puerto Rico el PNP va a celebrar un plebiscito donde obtendrá un resultado parecido el del 2012, un 60% la Estadidad y un 40% la Soberanía Separada. Ese 40% es su disparo en el pie. Ya estamos listos para decirle adiós al PNP.