Mar10172017

Last update08:09:34 AM

Reportaje Especial 2: Juan Acosta Reboyras el síndico de la UPR que engañó a la Junta

  • PDF

alt(San Juan, 10:30 a.m.) En marzo del año 2016, por vía de un foro organizado por el Colegio de Contadores Públicos Autorizados, el abogado y contador Juan Acosta Reboyras, se expresó en torno a la Junta de Supervisión, Administración y Estabilización Fiscal de Puerto Rico (la Junta). En dicho momento, el presidente de la firma de abogados [contables] Acosta & Ramírez, señaló que el éxito de la Junta quedaba en las manos de los puertorriqueños que pudieran hacer los “arreglos” ante la crisis fiscal. Para Acosta Reboyras, La Junta sería “poco efectiva” si “nosotros” no hacíamos los arreglos.

Acosta Reboyras, un destacado abogado y contador público autorizado, con presencia en el equipo de transición del gobernador Alejandro García Padilla (luego de las elecciones del 2012), fue elevado al puesto de síndico, o gobernador, ante la Junta de Gobierno de la Universidad de Puerto Rico (JGUPR) en mayo del 2013. Acosta Reboyras, mantuvo su puesto en la JGUPR, donde presidió su Comité de Finanzas, hasta el pasado 15 de febrero de 2017.

El pasado 4 de diciembre de 2016, la Junta abrió el ruedo para que los contratistas y proveedores de servicio de la isla, pudieran licitar como proveedores de servicios, en particular como asesores financieros. El pasado 12 de diciembre, el Lcdo. Acosta Reboyras, como presidente del Comité de Finanzas de la JGUPR, le expresó a la prensa de Puerto Rico sobre todos los arreglos que se estaban haciendo en la universidad para cumplir con las urgencias de sacrificios económicos que exigía el momento de país y sobre todo a la luz de las exigencias de la Junta. Un dato interesante es el que mientras cumplía sus funciones de fiducia, como gobernador o síndico de la JGUPR, Acosta Reboyras, como presidente y propietario de la firma Acosta & Ramírez, presentaba los documentos para licitar como proveedor de servicios ante la Junta.

Así las cosas, el pasado 10 de febrero de 2017, el socio de la firma Acosta & Ramírez, Rafael Ramírez, firmó a nombre de la corporación el contrato de servicios profesionales, como consultores financieros (abogados/CPA) el cual se hacía efectivo inmediatamente. Lo interesante es que, bajo el contrato firmado, por el socio de la firma, Rafael Ramírez, se establecía en la cláusula 7 que no podía haber conflicto de interés con “partes interesadas”. El contrato en su Exhibit A y B y Anejo A establecen claramente esta prohibición. La prohibición cubre a las dependencias del gobierno de Puerto Rico bajo la supervisión de la Junta.

Lo más interesante, es que el Anejo A del contrato establece con claridad que una de las “partes interesadas” lo es la Universidad de Puerto Rico, donde hasta el 15 de febrero de 2017, el Lcdo. Acosta Reboyras presidió el Comité de Finanzas de la JGUPR.

¿Tiene algún conflicto de interés Acosta Reboyras? ¿Su firma le mintió a la Junta de Supervisión Fiscal? ¿Viola la ley Acosta & Ramírez? Nos preguntamos cándidamente, ¿cómo es que una persona tan diestra en el mundo de los negocios, las leyes y la contabilidad, pueda engañar a la Junta de Supervisión Fiscal? Usted dirá, amigo y amiga lector/a.

Para ver el contrato: vayan a Facebook/El Post Antillano