Lun07242017

Last update07:57:47 AM

La plataforma @pr.gov, niega acceso digital al Pueblo

  • PDF

(San Juan, 1:00 p.m.) El lunes, el Senado de Puerto Rico aprobó una medida a puertas cerradas que eliminaría la Comisión Ciudadana de la Auditoría de la Deuda. Ayer la Cámara de Representantes hizo lo propio. Esta acción busca evitar la fiscalización de las transacciones gubernamentales que llevaron a Puerto Rico a deber más de $70 billones de dólares a bonistas y acreedores.

Naturalmente, deseo expresarme en contra de este proyecto de ley que pasará a la ahora ante la consideración del gobernador, Ricardo Rosselló, para su firma. De ser aprobado, jamás se esclarecerá qué porción de la deuda es legal o ilegal. No sé si les pasó a otros cibernautas, pero cuando fui a buscar el teléfono del Representante de mi distrito en la página web de la Cámara, me tomó cerca de media hora encontrar la información.

Esta experiencia de usuario es una de las peores que he tenido con las plataformas web del gobierno (y eso es mucho decir, pues he usado el sistema de PR.gov –pésima de por sí– y jamás había terminado así de frustrada).

Como siempre, la curiosidad me invadió, y decidí buscar versiones viejas de la página web en cuestión. Lo que encontré me sorprendió. No se han hecho mejoras algunas al diseño del website desde el 2014, pero sí han hecho cambios.

En vez de añadir más información a esta web, le han quitado secciones y páginas enteras que mejoraban significativamente la navegación y la experiencia de usuario. Entre las que ya no están disponibles se encuentran “Composición de la Cámara”, “Contacto con Representantes”, “Servicio al Ciudadano”, y “Participación Ciudadana”.

Seguí indagando y comparando las versiones pasadas con la versión actual de ese sitio web, y descubrí cosas aún peores. Por ejemplo, en la página de “Cabilderos” de la versión del 2017 de Tucamarapr.com, sólo existe el documento de registro de cabilderos y, a diferencia de la versión del 2016 que estaba ojeando, no incluye una lista pública de los cabilderos registrados recientemente. Las páginas que muestran el Código de Ética, el Reglamento, y la Constitución del ELA también están M.I.A. (acrónimo para la frase coloquial en inglés, “missing in action”).

En la versión del 2016, la página web de la Cámara mostraba la lista de Representantes, pero si tratas de accesar el enlace en el footer o el menu principal en la versión actual, sólo te redirigirá a la página de inicio.

Sin embargo, la lista con los nombres, fotos, e información de contacto de estos oficiales gubernamentales todavía se encuentra disponible al público en la web de ahora, en la página de “Biografía”, lo que dificulta a los usuarios poder encontrar con más inmediatez a los legisladores de la Cámara Baja que buscan.

Sería un ejercicio interesante evaluar qué por ciento de los representantes actuales es más accesible por los medios digitales y por la web del organismo legislativo, ¿no? Quizás sólo hay que mirar la versión vieja de la lista de los miembros de la Cámara versus la versión nueva si deseas ver la información de contacto que falta.

Y hablando de accesibilidad a esta rama gubernamental, en febrero de este año la Cámara emitió una orden administrativa para crear una Oficina de Comunicación Digital, cuyo propósito sería “lograr una interacción directa entre dicho cuerpo administrativo y las personas que representan”.

Aunque es una misión motivada por principios democráticos que aumentaría la transparencia y facilitaría el acceso a la información, no puedo evitar preguntarme si ya entró en vigor la resolución. Como quiera, el mejor lugar para empezar este acometido es actualizar su página web, así de simple.

El gobierno de Puerto Rico no debe cometer el mismo error que el actual Presidente de los EEUU, Donald Trump, quien quitó secciones importantes de la web de la Casa Blanca que eran útiles a minorías y extranjeros. Limitar el acceso del pueblo a la información en el siglo 21, ya sea en el World Wide Web o el mundo real, es un acto antidemocrático que no debemos permitir bajo ninguna circumstancia.

Ahora depende de los medios noticiosos ser los “watchdogs” del acceso a la información en el mundo digital y fiscalizar este aspecto que tanto les compete a ellos y nos afecta a todos. El año pasado, surgieron plataformas web informativas y de “fact-checking” que ayudaron grandemente al pueblo a mantenerse informado durante el proceso electoral.

Pero parece que estas iniciativas de los medios noticiosos para la web han sido olvidadas. Páginas web como Chequéalopr.com y PRDecide.ElNuevoDia.com no deben abandonarse. Quizás hay que darles un nuevo propósito y readaptarlas a estos tiempos post-elecciones para que sean de utilidad nuevamente como una oferta mediática diferente al usuario digital que las demanda.

Si visitaste la página web de la Cámara Baja de Puerto Rico y aún no encuentras el teléfono de tu Representante, te recomiendo visitar este enlace: http://bit.ly/2oj4vGI. Ahí encontrarás la información de contacto de tu legislador si deseas expresar tu oposición a que no se audite la deuda. También, páginas como Auditoríayapr.org y Oslpr.org proveen data actualizada que te mantendrá al tanto sobre la medida anti-auditoría que el gobierno desea aprobar.

Aunque participar en el proceso democrático sea una misión casi-imposible en este gobierno, no olvides que en el mundo digital somos más; somos 3.5 millones de David contra el gigante Goliat, uniéndonos en un esfuerzo sobrehumano de mantenernos informados para encontrar la fuerza –y la verdad que tratan de esconder aquellos que no desean la auditoría de la masiva deuda pública de nuestro país.