Lun07242017

Last update07:57:47 AM

Los volcanes del Caribe y el canal de Panamá

  • PDF

alt(San Juan, 1:00 p.m.) Mucho se ha escrito sobre los orígenes del Canal Interoceánico de Panamá. La construcción de esta vía acuática era de mucho interés de muchas potencias europeas, especialmente de Inglaterra y Francia. La ruta por Panamá fue seleccionada en un Congreso Internacional de Geografía celebrado en Paris en el año 1879. El proponente de esta vía fue Ferdinand de Lessep, constructor del Canal de Suez.

El mismo se comenzó a construir en 1880 y los fondos fueron levantados como una empresa privada mediante la venta de acciones. Por distintas razones la empresa no pudo terminar el Canal, incluyendo las enfermedades como la malaria y la fiebre amarilla y la corrupción dentro de la empresa.

Desde finales del Siglo XIX, Estados Unidos había demostrado interés en la construcción de este Canal pues si lo hacían los europeos, constituiría una completa violación a la doctrina Monroe.

Como ya Estados Unidos había controlado el Caribe, con la adquisición de Puerto Rico y su control sobre la Isla de Cuba con motivo de su triunfo en la Guerra Hispano-Cubana; en Estados Unidos se concebía la construcción de un canal interoceánico por algún país centroamericano como una necesidad geoestratégica y comercial. El presidente de Estados Unidos siguió con mucho entusiasmo las recomendaciones de su asesor Capitán Alfred T. Mahan, de construir un canal por Centroamérica.

Se desarrollaron varios debates en el Congreso para escoger y aprobar la ruta que se utilizaría para el Canal interoceánico. Se plantearon varias rutas, pero las mismas se redujeron al paso por Nicaragua o por Panamá.

La ruta por Nicaragua fue apoyada por muchos senadores y personas influyentes al igual que por la Segunda Comisión Walker. Los partidarios de la ruta de Panamá, entre los que se encontraban el senador Marcus Hanna de Ohio, Spooner, Cromwell, y Philip Bunau – Varilla. Bunau-Varilla era un notable ingeniero francés, encargado de la Compaña Nueva del Canal, que tenía la responsabilidad de disponer de ella mediante la venta de todos sus bienes. Los proponentes de la ruta de Panamá, llevaron una campaña de desprestigio contra la ruta de Nicaragua. Argumentaban que, en Nicaragua, contrario a Panamá, existían numerosos volcanes. Estos volcanes cuando estuvieran activos, podrían destruir el Canal. Esta discusión coincidió con la poderosa erupción del volcán Mt. Peleè (mayo de 1902) en la Isla caribeña de Martinica. Esta virulenta erupción, acabó con la ciudad de St. Pierre, la más grande y centro cultural de la Isla. En St. Pierre, murieron en un segundo más de 30,000 personas, debido a los gases tóxicos, la lava y las cenizas que lanzó este volcán. En pocas semanas la noticia se conoció en todo el Orbe. Bunau-Varilla, aprovechándose de este desgraciado incidente, le envió una carta a cada congresista que incluía una estampilla con ilustración del Volcán Momotombo de Nicaragua, haciendo e rupción. También hizo correr la mentira de que este volcán, cercano a la ruta propuesta del Canal, había hecho erupción.