Lun07242017

Last update07:57:47 AM

Ricardo Rosselló ¿Gobernador o vendedor de Puerto Rico?

  • PDF

(San Juan, 3:00 p.m.) Ricardo (Ricky) Rosselló hijo cuyo padre fue gobernador de Puerto Rico, se convirtió en el “gobernador” del país en las pasadas elecciones; teniendo presente que ya estaba en curso la implementación del proyecto de ley PROMESA y la Junta de Supervisión Fiscal (conocida como la Junta de Control Fiscal, JCF). Aun así, decidió postularse y el pueblo se dio la tarea de elegirlo como el “mejor candidato”. Elecciones por la cara que representaría a nuestro país porque tal parece o mejor dicho tal es que no pude gobernar nuestra tierra.

La implementación de la JCF significó que este cuerpo compuesto por miembros no electos democráticamente representaría una autoridad mandataria superior a la del gobernador electo quien solo tiene voz ante su mesa. Sin embargo, nuestro gobernador hace alardes mientras “implementa” un proyecto de ley u otro. ¿En realidad es él quien decide si se implementan los proyectos de ley? Bueno, al menos démosle el mérito del cabildeo. Porque de una cosa sí estamos claros, él no está del lado del pueblo puertorriqueño.

Si mis palabras parecen “balas locas” para su ser, examine estos datos no cronológicos del semestre “al mando” de nuestro primer mandatario. Aprobó un proyecto de ley que impide la emisión de unos fondos semillas para poder realizar una auditoría a la deuda fiscal del país y la cual nos quitaría al menos unos 33 mil millones de dicha deuda. Sin contar que se descubriría a donde llegó tanto dinero si no fue al pueblo. Quiere realizar recortes masivos al sistema de salud pública ($1 mil millones de dólares) y al de educación superior pública (mínimo $450 millones de dólares). Se reducirán los beneficios de retiro para los que muchos han trabajado todo su tiempo de vida útil. Y como si fuese poco, ayer realizó enmiendas al código penal en donde se le quita el derecho a libre protesta al pueblo y se le penaliza con varios años de cárcel a quien incumpla. Esto último violenta contra los derechos de cualquier ciudadano a expresarse libremente en contra de las acciones opresoras de su gobierno.

También podemos indagar en los proyectos de privatización de los recursos naturales del país incluyendo, pero no enfocado en las playas. Donde el espacio que nos quedaría para disfrutar de un día de ocio costero serían 4 pies de ancho. Sí, colocas las toallas y refrigerios en donde las olas rompen; lo demás es privado.

Pero, ¿quién en el país no sabe al menos uno de estos datos? ¿Qué está haciendo nuestro gobernador electo que nos beneficie como pueblo puertorriqueño? ¿Democracia o dictadura? Hay muchas interrogantes que me gustaría exponer y son demasiadas. Si bien sabemos que está mal no tomar acción por ignorantes es peor no tomar acción por conformistas.