Lun10162017

Last update08:09:34 AM

Rosselló no pasó la prueba ante el paso del huracán María

  • PDF

alt(San Juan, 9:00 a.m.) El gobernador Ricardo Rosselló no pasó la prueba de fuego con el huracán María. A pesar de que pretendió que estaba en control de la situación rápidamente cayó bajo el dominio de otros que tienen sus propias agendas. En primer lugar Rosselló declaró un toque de queda sin ton ni son. Para legitimarlo las autoridades, con la vergonzosa ayuda de los medios de comunicación, se dedicaron a esparcir cuanto rumor se les pudo ocurrir sobre saqueos, robos, escalamientos y ataques a lugares y personas. Lo interesante es que a pesar de los rumores muy pocas veces se conocían los perpetradores o las víctimas de dichos delitos.

Mientras que las autoridades justificaban el toque de queda la realidad es que el mismo lo que hizo fue impedir el regreso a la normalidad. El Viejo San Juan se convertía en una ciudad zombi luego de las tres de la tarde gracias al toque de queda. La gente tenía que arriesgarse a ser arrestada tratando de conseguir algo de gasolina porque el toque de queda era de seis a seis. Luego lo modificaron de siete a cinco y luego de nueve a cinco, pero sigue siendo una medida exagerada y sin sentido. Claro que seguiremos escuchando relatos, casi míticos, de sabeos, escalamientos y robos, pero de lo que no se percatan las autoridades es de que si se dieron los saqueos con el toque de queda eso significa que el mismo era innecesario o que no fue eficaz.

Ricardo no pasó la prueba porque pasó de ser el gobernador a ser el administrador de la colonia y rápidamente degeneró en un suplicante profesional pidiendo que vinieran soldados, que los militares nos salvaran y que alguien hiciera lo que él no podía hacer.

Todavía no entiendo cómo se nos olvidó el cómo repartir gasolina si eso lo hacemos todo el año. Eso fue aprovechado para esparcir nuevos rumores sobre las razones del fracaso de Ricardo, la culpa ahora es de los camioneros que no querían trabajar. Otra mentira esparcida por los esbirros de los medios de Ricardo. Otra mentira que en tiempos de emergencia se regó como pólvora sin que nadie tuviera tiempo, ni deseos, de verificar la veracidad de la misma.

Ricardo aprovechó a María para imponer la agenda neoliberal. Adelantar la privatización de energía eléctrica, con el apoyo de Donald Trump, suspender los convenios colectivos y flexibilizar la contratación gubernamental. Todos esos son ejemplos del modelo neoliberal que de nos impuso por medio de María y Ricardo Rosselló sólo cumplió su función de hijo de papi abriendo el camino a los amigos de siempre.

Así todavía estamos enfrentando el fracaso de Ricardo que es el de todos nosotros. Mientras Ricardo siga siendo le nenito de Fortaleza y no se convierta en el gobernante de la isla seguiremos sufriendo el embate de María en la forma del fracaso de Rosselló.