Dom11192017

Last update11:34:46 AM

Julia Keleher nos mintió

  • PDF

(San Juan, 1:00 p.m.) Hoy abren sus puertas 515 escuelas de 1,113 que tiene el país. Unos 200 planteles permanecen cerrados porque no tienen agua y otros 213 sufrieron daños mayores. Otras escuelas esperan por la autorización de la secretaria de educación, Julia Keleher, para abrir sus puertas.

El regreso de los estudiantes a las escuelas después del paso del huracán María ha sido tortuoso y cargado de controversias. La gran perdedora de este periodo lo es la Sra. Keleher.

“Esto ha sido intolerable. Hemos vivido semanas de incertidumbre donde el país le perdió la confianza a Julia Keleher. Nos mintió descaradamente”, asevera Julia García de Guaynabo. “Tiene que tener una agenda oculta para cerrar las escuelas. Le falló a Puerto Rico”.

El malestar contra la Secretaria surge no solo por su negativa de abrir las escuelas, sino que justificó su acción alegando que el retraso en la apertura de las escuelas se debía a que el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de los Estados Unidos no las había certificado como aptas para recibir estudiantes. Por su parte el Cuerpo de Ingenieros negó esa versión e indicó que la agencia federal había certificado 800 escuelas y quien determinaba cuando regresaban los estudiantes era el Departamento de Educación.

Ante este dime y direte salió a colación que la Secretaria pretendía cerrar escuelas que estaban aptas porque necesitaba economizar $150 millones.

“Estuve en el grupo de ingenieros que certificó una escuela en Aguada. La escuela estaba apta. Sin embargo el departamento se propuso cerrarlo”, indica un ingeniero que por motivos de confidencialidad no usamos su nombre. “Vi a las maestras llorar. El dolor que reflejaban estudiantes y padres en sus rostros es indescriptibles. Ellos decidieron combatir por su derecho de mantener el plantel abierto.

“Fue una acción vil. Una falta de respeto a la comunidad escolar”.

La apertura de las escuelas es reflejo de la inercia gubernamental que ha sufrido el país luego del paso del huracán que desbasto el país. A su vez crea cuestionamientos sobre la agenda gubernamental y los planes de este para con el sistema escolar.

“La gente piensa que el gobernador quiere privatizar el sistema y que la Secretaria ha engañado al país”, señala Joseph Rivera de Trujillo Alto. “Ha habido mucha desinformación y demasiadas mentiras”.

“Somos la comidilla del mundo. Otras islas que han sido destruidas por huracanes han demostrado mayor habilidad para recobrar su normalidad que nosotros, una colonia de una gran potencia económica. El gobierno sacó F en su gestión y el gobierno federal le sigue los pies con F plus”.

La apertura del sistema escolar es esencial para restaurar la normalidad en el país.

“El sistema educativo es el conductor de un proceso social cuya finalidad no es otro que la formación de los ciudadanos, la preservación de la identidad cultural y la continuidad de los procesos sociopolíticos que constituyen los estados”, indica Kevin Sánchez González estudiante de antropología.

Mantener las escuelas cerradas es tener al país de rodillas.

“Un sistema educativo no funcional es sumir a los futuros ciudadanos en el oscurantismo, poner al país de rodillas para que suplique por un derecho”, asevera Roberto Más de Carolina. "Es inaudito. Nunca se había visto algo así en la historia del país”.

Keleher por su parte alega que han hecho una “telenovela” con la situación.

“La Secretaria abre la boca y mete las patas. Se ha echado el país de enemigo por sus acciones y actitudes. Ahora alega que hemos exagerado

“Nos mintió. Hizo el ridículo ante el país. La risita nerviosa, su falta de seriedad para con el sistema, el cambio de historias dejan mucho que decir de su desempeño”, alega Margarita Ramos de San Juan.

Esa mujer deben sacarla. No mintió descaradamente. Cambia más de historias que de ropa interior”, alega Margarita Ramos de San Juan

Los primeros en comenzar fueron las escuelas privadas, luego las universidades e institutos privados y el sistema de educación pública en 119 escuelas en los distritos escolares de Mayagüez y San Juan, esta semana. La Universidad de Puerto Rico está abriendo sus recintos por fases. Iniciaron Mayagüez y Arecibo; Río Piedras abrieron el 30 de octubre y el semestre terminará en marzo.

“La educación es la espina dorsal de la sociedad”, enfatiza el Dr. Ignacio Olazagasti, profesor del Centro de Estudios Avanzados de Puerto Rico y el Caribe (CEAPRC). “En los salones de clase se forman los ciudadanos, se conserva la cultura y se le da dirección a la sociedad”.

“Detener el proceso de instrucción es contener la evolución natural de los pueblos. Es imperante asegurar la calidad educativa en medio de la crisis que se ha constituido en el país”.

No podemos negar que María desestabilizó la sociedad puertorriqueña. El huracán ha sido apocalíptico. El gobierno se desplomó y con él se derrumbó todo lo demás.

“Es innegable que María ha sido un evento natural desastroso, el de mayor impacto en los últimos 100 años, pero tenemos que romper con la inercia en que el evento nos sumió”, expresa Ada Mundo, estudiante de arqueología en el CEA. “María nos mostró la fragilidad de la tecnología, el deterioro de la infraestructura, la ineptitud de los gobernantes y la desidia de muchos”.

El desplome gubernamental ha llevado al desmoronamiento de las instituciones sociales, pero no de los puertorriqueños.

“El gobierno cayó, no el pueblo”, enfatiza John Cruz. “Pienso que el gobierno no tenía razón para dejar de operar. No quisiera pensar que fue una caída ficciosa para solucionar su problema de liquidez”.

La Secretaria de Educación, Julia Keleher, indicó que el semestre escolar está en riesgo. El martes abrieron 119 planteles de 1,300. Solo dos regiones, San Juan y Mayagüez han reiniciado el curso escolar. Varios problemas nefastos amenazan el sistema educativo: la falta de recaudos gubernamentales, los daños sufridos por los planteles escolares, el éxodo de estudiantes hacia Estados Unidos, la pérdida de ayudas federales y la ineficiencia administrativa.

“Culpamos a María por todo”, indica Kevin Sánchez González, estudiante de antropología. “Es hora de fijarnos en los errores humanos y la apatía de algunos. La educación es esencial. Tenemos que continuar el proceso de aprendizaje para motivar a la sociedad. Los maestros y los estudiantes representan el futuro del país”.

Los administradores y educadores han reinventado el semestre escolar para no perder el semestre y los dineros federales y estatales.

Las universidades han reinventado el semestre. Algunas instituciones de educación superior han añadido una hora lectiva a sus clases otras han reestructurado los días de clase, en fin, lo importante es terminar, sin dejar de educar.

“Si queremos dar esperanza al país es prioritario movilizar al estudiantado desde preescolar hasta el doctorado sin descuidar la calidad de la instrucción”, indica Olazagasti. “Los padres responden a las necesidades de sus hijos, llevarlos a las escuelas implica romper con el estatus quo para reactivar el país”.

El CEAPRC está sin energía eléctrica, como todo el Viejo San Juan. Los cursos nocturnos fueron transferidos a los sábados. Se le sumó una hora a los cursos elctivos para cumplir con el semestre. Se habilitaron carpas para agrupar las clases que no se pudieron localizar en los salones.

“El CEAPRC representa el espíritu de la nación puertorriqueña”, asegura el arqueólogo Miguel Rodríguez López, rector del centro educativo fundado por el Dr. Ricardo Alegría, Padre de la Cultura Puertorriqueña. “Nos hemos reorganizado para que nuestros estudiantes reciban excelencia educativa atendiendo las necesidades individuales de los estudiantes”.

“Son momentos de humanidad, comprensión y facilitación, sin olvidar nuestra responsabilidad académica y sociocultural”.

El Dr. Olazagasti es el primer profesor en la historia del Centro en dictar cátedra un domingo.

“La educación no puede detenerse, es responsabilidad civil continuar educando a los líderes de Puerto Rico. El Dr. Alegría tenía un compromiso con Puerto Rico y su gente, el Centro es heredero de esa tradición. Continuamos adelante sin importar días ni horarios, lo importante es despertar conciencias y construir un nuevo país”.

El curso dominical es uno de antropología cultural intitulado “Antropología visual”. Los estudiantes aprenden a analizar las fotografías, las películas, los documentales y las artes plásticas desde el punto de vista antropológico.

“En el futuro María será analizada de muchas maneras, pero serán los antropólogos los que interpretarán lo sucedido no solos a través de los datos históricos sino de las fotos, videos y documentales”, indica Sánchez González, quien toma el curso dominical.

“Antropología visual está siendo impartido en el momento preciso, cuando necesitamos tener un ojo crítico para interpretar las imágenes y el dolor humano que han recogido”.

“De todas las ciencias la antropología es la más completa porque estudia el origen del ser humano a través de las ciencias sociales y las ciencias naturales para poder entender su comportamiento”, concluye.

“Esperamos que terminada esta gran crisis, el Centro establezca una maestría y un doctorado en antropología. Puerto Rico necesita ahora más que nunca antropólogos que puedan estudiar objetivamente la evidencia recolectada por el pueblo sobre el paso de María”.

Puerto Rico está en proceso de duelo. Poco a poco está saliendo de la negación para aceptar lo inaceptable. Empero es necesario la interpretación de lo ocurrido objetivamente. No podemos sucumbir ante las manipulaciones mediáticas y políticas.

“Enfrentamos una realidad nunca esperada, el fallo de los gobiernos estatal y federal. Nunca se contempló una ineptitud de tal magnitud”, indica Mundo.

Sin embargo, la crisis no ha podido detener la politiquería de los dos partidos mayoritarios, Partido Nuevo Progresistas (PNP) y Partido Popular Democrático (PPD). Los anexionistas, ante la ineptitud gubernamental pretenden desviar la atención de los malos actos del ejecutivo dirigido por el gobernador Ricardo Rosselló Nevares hacia su esposa, Beatriz, quien con ocho meses de embarazo ha sido la primera en la línea de acopio.

“El PNP está frustrado. El fanatismo descerebrado los lleva a intentar desenfocar al pueblo de los hechos”, indica Melvin González. “Ahora intentan crear nuevos mitos como el de la “Primera Dama de los Pobres”.

“Comunicadores anexionistas han iniciado una campaña en contra de la independencia, como si el estatus se estuviera discutiendo en este momento. Temen al impacto del descalabro gubernamental y la apatía federal”.

“Es inaudito que en medio de una crisis monumental haya gente que se preste a juegos que solo demuestran su fanatismo”.

“Puerto Rico está acéfalo y es una colonia marginada. Esto le ha quedado claro al mundo. Nos toca a los puertorriqueños pasar juicio”.

Pero por ahora, concentremos nuestros esfuerzos en la buena educación. ¡Adelante maestros, Puerto Rico cuenta con ustedes!