Lun07162018

Last update10:10:25 AM

Corrupción: un partido político para respetar en el mundo

  • PDF

altLa reciente destitución y apresamiento de los principales directivos de la subsidiaria de Petróleos de Venezuela (Pdvsa), Citgo Petroleum Corporation, destapó la caja de Pandora que entreabría el Fiscal General, Tarek William hace semanas.

Desde hace algún tiempo, William removía archivos soslayados por la exfiscal Luisa Ortega y sus seguidores, los cuales evidenciaban que algo gordo se escondía detrás del negocio petrolero.

El problema va más allá de embolsillarse lo ajeno, ya que con red de corrupción de Citgo un activista opositor financiaba a grupos violentos de la derecha que intentaron tumbar por la fuerza al gobierno del presidente Nicolás Maduro.

El ministro de Comunicación e Información, Jorge Rodríguez, denunció este miércoles que un activista de la oposición venezolana, identificado como Juan Carlos Gudiño Espinel, era el encargado de recibir y distribuir los recursos provenientes de las contrataciones irregulares de Citgo para financiar a grupos violentos de la derecha.

Este 'empresario' reside en Weston, Miami, Estados Unidos, y desde allí financiaba a las escuadras sediciosas activadas por la derecha entre abril y julio de este año, denunció Rodríguez.

Era el director de la empresa Mangoré Sarl, que funcionaba como intermediaria entre la trama de corrupción de la alta gerencia de Citgo, desmontada por el Ministerio Público venezolano, y las agencias financieras Frontier Management Group LTD y Apollo Global Management LLC.

Señaló el ministro que la empresa Mangoré Sarl 'recibía los dólares, 40 y 50 millones de las dos empresas norteamericanas, y después los depositaba en Suiza, y de allí le pagaba las comisiones a estos corruptos presos'.

'Siempre termina ocurriendo que algunos que se hacen llamar chavistas y que tienen un discurso supuestamente chavista se alían con corruptos de la derecha, corruptos de la oposición, y ambos comparten el botín, ambos comparten el robo y después se lavan la cara', planteó el titular.

El Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), por estas causas, entre otras, detuvo el presidente de Citgo, José Ángel Pereira; el vicepresidente de Operaciones de Refinación, Tomeu Vadell y al vicepresidente de Ventas General de Refinaría Corpus Christi, Alirio Zambrano.

Además tendrán que responder ante la justicia el vicepresidente de Suministro y Comercialización, Jorge Toledo; el vicepresidente de Relaciones Estratégicas con Accionistas y Gobierno, Gustavo Cárdenas; y el vicepresidente de Servicios Compartidos, José Luis Zambrano.

Pero algo llamativo en esta trama es que la embajada de los Estados Unidos en Caracas exigió la libertad de cinco de los seis detenidos por ser presuntamente ciudadanos de ese país.

O sea, Washington defiende al 'partido de los corruptos' pero, investigaciones realizadas indican que todos son nacidos en Venezuela y por lo tanto, se someterán al debido proceso en el país, según dijo el presidente Maduro.