OEA desestima expulsión de Paraguay

Washington- El secretario general de la Organización de Estados Americanos, (OEA), José Miguel Insulza, desestimó hoy una solicitud para suspender a Paraguay como miembro pleno, tras la destitución del presidente constitucional del país, Fernando Lugo. Insulza rechazó así la petición de 20 estados integrantes de ese organismo regional, que califican como un golpe de Estado parlamentario el juicio político contra Lugo y no reconocen a la nueva administración liderada por Federico Franco.

Recomendó al Consejo Permanente de la OEA enviar una misión a Paraguay para monitorear la gestión del actual Ejecutivo hasta las elecciones generales de 2013, bajo el argumento de "fortalecer la gobernabilidad, evitar nuevas crisis y observar el respeto a las garantías políticas."

Además determinó convocar a una nueva reunión extraordinaria en los próximos días para dar a conocer la resolución sobre el país suramericano.

Esas decisiones forman parte del informe que Insulza presentó ante el Consejo Permanente de la OEA, la cual analizó por cuarta vez la situación paraguaya.

Su postura confirmó las dudas de muchos especialistas sobre la contribución de esa entidad hemisférica a un eventual regreso de Lugo al poder, teniendo en cuenta la tradicional ineptitud y subordinación de esa entidad a los intereses de Estados Unidos y las oligarquías nacionales.

El mes pasado, legisladores paraguayos realizaron un juicio político relámpago contra el mandatario constitucional por un supuesto mal desempeño de sus funciones luego de un choque armado entre policías y campesinos en una zona rural, donde hubo 17 muertos y varias decenas de heridos.

Líderes opositores acusaron a Lugo de no tomar las medidas adecuadas en este incidente, como parte de sus campañas para generar un escenario de desestabilización en el país.

La medida recibió el rechazo mayoritario de los gobiernos latinoamericanos, mientras la Unión de Naciones Suramericanas y el Mercado Común del Sur suspendieron a Asunción hasta la elección presidencial de abril 2013.