Vie12142018

Last update10:59:00 AM

El Polo Democrático se solidariza con el gobierno de Venezuela

  • PDF

altEl gobierno de Juan C. Varela, siguiendo órdenes de su amo imperialista Donald Trump, pretendió formular supuestas sanciones contra altos dirigentes del gobierno de Venezuela, incluyendo a su presidente, Nicolás Maduro.

Pero el lacayo Varela y su cancillería han tenido la respuesta que merecían cuando la República Bolivariana de Venezuela ha emitido sanciones similares contra el presidente y la vicepresidenta títeres de Panamá, además contra un grupo de empresas panameñas (varias vinculadas a miembros de su actual gabinete gubernamental), y vinculado en diversos escándalos de corrupción.

El títere de Donald Trump en Panamá, Juan C. Varela se ha sumado a las presiones del imperialismo yanqui que hace rato pretenden intervenir en Venezuela para imponer allá otro títere, como el panameño, en la presidencia de la hermana República Bolivariana. Haciéndose el “machito”, Varela emitió su decreto contra Venezuela y sus autoridades alegando “proteger los sistemas financieros internacionales, defender la democracia y los derechos humanos”.

¿Con qué moral Juan C. Varela habla de “proteger sistemas financieros” si, como demostró el escándalo de los “Panamá Papers”, quedó demostrados que el sistema panameño es utilizado para lavar dinero y ocultar robos al fisco, por personas corruptas como el propio Fonseca Mora, ex miembro de su gabinete, ex presidente del partido oficialista y jefe de finanzas del mismo?

¿De qué democracia habla Varela si está probada la corrupción y la impunidad generalizada en el sistema político panameño? Solo basta recordar también el escándalo Blue Apple. ¿De qué derechos humanos si todos los días el gobierno del Opus dei Varela niega el derecho a la vida, a la educación, a la salud del pueblo panameño y lo reprime cuando sale a las calles a exigirlo?

El gobierno títere de Varela ha tenido la respuesta que merecía, en reciprocidad a su intervencionismo contra la hermana república de Venezuela, el gobierno de ese país ha sancionado a 22 personajes y 46 empresas panameñas. Son sanciones contra el gobierno corrupto e impopular de Juan C. Varela y contra los empresarios que lo sostienen. No son sanciones contra el pueblo de Panamá.

A juicio del Polo Ciudadano de Panamá, la única manera de retornar a las normales y amistosas relaciones entre ambos países es que, quien inició el conflicto, que sin duda es el gobierno de Juan C. Varela, retire de inmediato sus sanciones aplicadas a Venezuela y retorne al embajador panameño a sus funciones en Caracas.

Además, que quede claro ante la faz nacional e internacional que el pueblo panameño y sus organizaciones populares NO avalamos lo actuado por el gobierno y la canciller Isabel de Saint Malo, como tampoco avalamos que estos se reúnan con la dirigencia parlamentaria golpistas de la oposición(fascista y guarimbera) venezolana.

En ese sentido, desde el Polo Ciudadano exigimos el retorno a una política exterior realmente dependiente y soberana, en la que prevalezca la solidaridad con los pueblos que padecen agresiones imperialistas y sistemas coloniales, que se demuestre realmente la tradicional hermandad entre los latinoamericanos. Pero sabemos que eso sólo se logrará construyendo una fuerza política popular y anti-oligárquica que desplace del poder a los partidos corruptos y tradicionales que históricamente han sido agentes del imperialismo yanqui en nuestro país.